¿Qué se gana poniendo quejas en Twitter? - 1
¿Qué se gana poniendo quejas en Twitter? - 1
Redacción EC

Una encuesta de Weber Shandwick en asociación con KRC Research a 2.300 empleados en 15 mercados del mundo reveló que el 50% publica mensajes, fotos o videos sobre su empleador en las redes sociales, que un 16% ha compartido críticas sobre él en Internet y que un 14% se ha arrepentido de hacerlo. 

Sigue a Portafolio en  y 

Úrsula Franco, directora de Proyectos de Comunicación Interna de Apoyo Comunicación -socio de Weber Shandwick- explicó que estas cifras son extrapolables al Perú y que el 37% de las  no tiene una política sobre el uso de las redes sociales por parte de sus 

"El estudio muestra que uno de cada cinco colaboradores es un proactivista, es decir, que adopta fuertes compromisos y defiende a sus empleadores de la crítica así como a la empresa en redes sociales y fuera de ella. Esto prueba que hay una oportunidad para regular o direccionar el activismo de los colaboradores para que sean embajadores positivos de la marca o de la organización", refiere. 

Respecto a cómo debería ser esa política de redes sociales, Franco comenta que pasa por aclarar cuál debería ser el protocolo de acción cuando tengan que interactuar con la marca en redes sociales, que exista alguien responsable de este manejo y que todos tengan claro cómo contactarlo en caso sea necesario defender a la marca. 

"El protocolo implica ampliar el código de ética que muchas empresas ya tienen a estas plataformas respecto a, por ejemplo, qué información se puede compartir y cuál no. Hay que quitarnos el temor a las redes sociales y entender que son una realidad y un termómetro permanente del clima laboral", comenta. 

En efecto, la encuesta revela que el 13% de los colaboradores son detractores, es decir, que realizan acciones negativas contra sus empleadores. Lo bueno es que estos no son tan activos en Internet. 

Agregó que, a nivel de las empresas nacionales, un sondeo detectó que éstas ya han empezado a incluir como parte de su plan de comunicación el invertir en redes internas en un corto plazo, evolucionando así de los boletines y de los periódicos murales tradicionales para aprovechar el dinamismo y la actividad de los colaboradores en la web.