El 60% de mujeres mayores de 35 años teme quedar desempleada
El 60% de mujeres mayores de 35 años teme quedar desempleada
Marcela Mendoza Riofrío

Las peruanas que pertenecen a la generación X (mayores de 38 años) y Baby Boomers (más de 53 años) fueron criadas en un ecosistema machista, lo que las convierte en personas mucho más temerosas que los jóvenes al cambio en su situación laboral o a la incursión en un negocio propio, estimó Ernesto Rubio, gerente general de la consultora ER Ronald.

Según un estudio realizado por su consultora, el 60% de las ejecutivas limeñas temen quedarse sin trabajo y no poder subsistir. Ellas manifestaron en la encuesta realizada que la liquidación que recibirían no les alcanzaría para continuar manteniendo a su familia y les sería muy complicado encontrar un nuevo trabajo. Además señalaron gran temor a incursionar en un negocio propio, pues sienten que les faltan las habilidades necesarias para lograrlo con éxito.

El estudio se aplicó a ejecutivas limeñas de los segmentos socio económicos A, B y C que realizan labores de jefatura o gerencias y cuyos sueldos superan los S/8.000 mensuales. Se trata de un segmento que tiene un trabajo estable, bien remunerado y que gozan de todos los beneficios sociales. 

"Existe gran preocupación y temor de no poder dar estabilidad a su familia. A diferencia de los millennial, que disfrutan el proceso del camino al éxito, a ellas les interesa poder disfrutar el resultado y tener una vejez cubierta económicamente", manifestó Rubio.

El 90% de dichas ejecutivas, añadió, desearía poder sacar adelante un negocio propio, pero no cuentan con las competencias y habilidades para lograrlo. De hecho un 39% desearía haber elegido una carrera ligada al mundo de los negocios (administración, marketing, etc.) en vez de la profesión que tienen en la actualidad.

Perspectivas

La consultora ER Ronald, como parte de su estudio, indagó sobre cuales serían las aspiraciones de dichas mujeres para dentro de cinco años y solo 8% deseaba retirarse de la actividad profesional, mientras que un 46% quería continuar con la carrera mejorando su posición e ingresos.

Los millennial, explicó Rubio, tienen una expectativa de permanencia en las empresas muy corta - dos años a lo sumo - mientras que la generación X tiende más a hacer una línea de carrera, tal como es costumbre en los baby boomers. Parte de esta tendencia se explica, dijo, por la complicada situación económica y social que vivieron las generaciones más antiguas durante la década de los ochenta, algo que ya no han vivido los jóvenes.

Cuando se les preguntó ¿Qué las haría felices a los 70 años? el 24% respondió que contar con estabilidad financiera y un 20% poder disfrutar de la familia. Solo un 11% respondió que tener salud sería fundamental. Y si bien la mayoría desea poder disfrutar de su retiro (la jubilación arranca a los 60 años para las mujeres) el 28% no ha hecho o diseñado un plan para lograrlo sin sobresaltos.