Jimmy Lui
Redacción EC

Una es un modelo de negocio que busca dar soluciones financieras apalancadas en el uso de la tecnología. Estas empresas, que son cada vez más frecuentes en América Latina, ya tienen un espacio ganado en Estados Unidos y Europa. 

"Es un nuevo tipo de competencia para los bancos que es bueno para los clientes. Se crean nuevos servicios y experiencias", explica Jimmy Lui, gerente Accenture, quien participó de la novena edición del

Según el ejecutivo, en América Latina existen alrededor de 800 fintech. En el Perú, se registran sólo 50, versus las 300 que ya operan en mercados más maduros como Brasil y México. 

Agregó, que es cuestión de tiempo para que otros mercados como el peruano, el chileno y el colombiano alcancen una madurez que permita la proliferación de estas startups. "Los ecosistemas más maduros no son mágicos, sino una combinación de palancas, dinero y voluntad. Es cuestión de tiempo. Es un futuro inevitable", apuntó. 

MARCO REGULATORIO
Aunque no son negocios ilegales, las fintech aún no cuentan con marcos regulatorios en todos los países en los que operan. Sin embargo, Lui asegura que esta situación es normal, pues la tecnología avanza más rápido que los reguladores. 

Asimismo, sostuvo que en el caso brasileño, las corporaciones y los bancos fueron los grandes impulsores de este tipo de negocios. 

Incluso, explicó que se han creado programas de inversión para las fintech, que poco a poco, son vistas por las grandes compañías cada vez más como proveedores.

"Muchas empresas utilizan las startups para aumentar la eficiencia, optimizar procesos y reclutar mejores talentos. Por ejemplo, en Brasil, hay mucho interés por las fintech dedicadas a la ciberseguridad", agregó. 

Lea más noticias de Economía en...