BMW elevará su producción en 50% en su planta de Spartanburg
BMW elevará su producción en 50% en su planta de Spartanburg

BMW AG se comprometió a defender su puesto de número uno del mercado de los automóviles de lujo en el 2016 tras ser superado por Mercedes-Benz en el primer semestre, lo que ilustra el desafío que afronta para mantener en alto las ventas y los márgenes sin un nuevo modelo de gran impacto.

“Pretendemos seguir siendo líderes en ventas para nuestras marcas BMW, Mini y Rolls-Royce este año”, dijo su director financiero, Friedrich Eichiner, en una entrevista telefónica sobre ganancias el martes. Eichiner puso énfasis tanto en la rentabilidad como en las entregas y sostuvo que la compañía mantendrá su meta de márgenes del orden del 8 a 10 por ciento de las ventas.

BMW se enfrenta con el final de una década como el mayor fabricante de automóviles de lujo, al tomar Mercedes la delantera en los primeros seis meses de este año gracias a su popular sedán de lujo Clase S y a una línea de modelos rediseñada que satisface todos los nichos del mercado.

Más allá de su derecho a jactarse, BMW debe mantener el impulso para financiar una costosa expansión hacia los automóviles eléctricos y autoconducidos, tras prometer la introducción de un vehículo autónomo hacia el 2021.

El próximo modelo nuevo importante de BMW, el sedán prémium Serie 5, no llegará hasta el 2017. El Serie 5 competirá con la nueva versión del Mercedes Clase E introducida en marzo, después de que a una nueva versión del modelo de más alta gama BMW Serie 7 le costó competir contra el Clase S de la unidad de Daimler AG. Otro desafío es la tendencia de los clientes de Estados Unidos hacia los vehículos utilitarios deportivos, que ha acentuado los descuentos en la línea principal de BMW. Las ventas de la automotriz en Estados Unidos cayeron un 9 por ciento en los primeros seis meses, con más de 9.000 vehículos menos que Mercedes.

DEFINIENDO EL 'LIDERAZGO’

“A BMW le costará mantener la posición de liderazgo en las ventas porque no tiene ningún superventas evidente para este año”, dijo Sascha Gommel, analista de Commerzbank AG con sede en Fráncfort. “Dicho esto, los fabricantes de automóviles definen el ‘liderazgo’ de maneras muy diferentes, algunas veces según lo que les parece más conveniente”.

Las acciones cayeron un 1,6 por ciento a 75,87 euros a las 12:56 en Fráncfort. Daimler descendió un 2,4 por ciento a 59,26 euros. BMW bajó un 22 por ciento este año, comparado con una caída del 5,2 por ciento en el índice de referencia alemán DAX.

Harald Krüger, CEO de BMW, dio una pista sobre la manera en que la compañía definiría el liderazgo en el futuro, al decir que la viabilidad futura de la empresa depende de “la fortaleza de la marca y un impulso innovador”, sumados a las ventas y al rendimiento financiero.

INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA

BMW está invirtiendo en tecnología para competir con los nuevos rivales, como Uber Technologies Inc. y Tesla Motors Inc. La compañía está trabajando con Intel Corp. y Mobileye NV en su automóvil sin conductor y el martes destacó un aumento de 87 por ciento en las ventas del primer semestre de sus modelos eléctricos, gracias en parte a una nueva versión del auto urbano i3.

TAGS RELACIONADOS