Las tiendas por departamento tienen a su favor que son grandes espacios limpios de paredes y de alguna manera fácil de distribuir, dice Ernesto Aramburú. (Foto: Lino Chipana/GEC)
Las tiendas por departamento tienen a su favor que son grandes espacios limpios de paredes y de alguna manera fácil de distribuir, dice Ernesto Aramburú. (Foto: Lino Chipana/GEC)
Leslie Salas Oblitas

El cierre definitivo de la operación en el Perú de la cadena () en julio pasado no solo causó consternación en sus cientos de empleados y en los seguidores de la marca, también complicó las operaciones de los 11 donde estaban sus tiendas.

Jockey Plaza, Megaplaza Norte, El Quinde de Ica y Cajamarca, Parque Lambramani, Plaza Norte, Mall del Sur, Arequipa Center, La Rambla Brasil, Mallplaza de Trujillo y Bellavista son los complejos comerciales que de la noche a la mañana se quedaron con un gran espacio vacío; pero a ¿quiénes impactó más la salida de la tienda departamental?

MIRA: Centros comerciales: ¿qué dicen los representantes del gremio sobre medida de inmovilización?

Percy Vigil, especialista en temas de retail, señala que el golpe ha sido mayor para los ‘malls’ donde la tienda funcionaba como ancla. Este el caso de La Rambla Brasil (del grupo Brescia) y de Parque Lambramani (también de Cencosud), y de algunos complejos en las ciudades de provincia.

Mientras que, para Ernesto Aramburú, director de la consultora A&M Gestión y Desarrollo, los más afectados económicamente son aquellos donde tenían las ventas más altas: Plaza Norte, Megaplaza Norte, Mallplaza Trujillo y Jockey Plaza.

Plaza San Miguel es otro complejo que, aunque Paris no llegó a instalarse, tendrá una menuda tarea para reconvertir el área de cuatro pisos que ya había construido.

“La salida de una tienda departamental deja un vacío de muchos metros cuadrados, entre 6.000 y 8.000 m2, difíciles de llenar y más aún en este periodo de incertidumbre”, asegura el consultor.

CONCEPTOS ALTERNATIVOS

Aunque la coyuntura es complicada y, por ahora, los operadores de estos complejos están concentrados en generar más ventas con sus actuales locatarios y en mantenerlos, poco a poco deberán buscar nuevos conceptos que permitan lograr que esta área que dejó la multitienda se ocupe.

Aramburú precisa que, de alguna manera, están disponibles las soluciones que se implementaron con el cierre de las grandes tiendas en Estados Unidos en los últimos años. Destaca que este tipo de locales tiene a su favor que son grandes espacios limpios de paredes y de alguna manera fácil de distribuir.

“Los nuevos locatarios, dadas las condiciones de distanciamiento social, debieran corresponder a actividades de buena ocupación de espacios y pagos de renta sin necesidad de un alto aforo. La renta de las tiendas departamentales no es de la más altas y, por lo tanto, es más accesible para otros usos”, asegura.

La compraventa de automóviles; transformación de estos edificios de dos o tres pisos en oficinas; shop in shop (sectores que agrupen a diferentes comercios); nini depósitos, dark store, tiendas de muebles y decoración; entretenimientos individuales (camas saltarinas); galerías de arte; anticuarios y remates son algunos de los conceptos que se pueden explorar.

Este espacio también podría albergar ferias inmobiliarias y pilotos de edificios o casas, servicios automotrices (llantas, baterías, alineaciones, etc.); áreas de pick & collect y genera oportunidad de arriendos de cortos plazos para startups e incubadoras de marcas emergentes, acota.

Vigil indica, por su parte, que no hay una receta exacta, ya que dependerá de la ubicación de la tienda dentro del ‘mall’, de los vecinos y de la zona (distrito o provincia) donde está el centro comercial, entre otros. Lo que sí se requerirá es de inversión, enfatiza.

RETOS DE PANDEMIA

El mayor peligro es que se sumen otros locales que comiencen a cerrar y se pierdan las atracciones principales, en cuyo caso se deben pensar en reenfoques del centro comercial, como incorporar entidades públicas y servicios que generen tráfico, para los cuales los grandes espacios y estacionamientos pueden ser vitales para su desarrollo, considera Aramburú.

Vigil recomienda que se tendrán que cuidar a los locatarios que colindaban con Paris, como en el caso del hall del Jockey Plaza donde opera Oechsle.

Aramburú concluye en que, si bien el tema de los aforos es una importante restricción, cada vez más están apareciendo soluciones y algunas muy ingeniosas que permiten volver a tener espacios y usos suficientes para generar un negocio atractivo que comulgue con en esta nueva realidad.

NOTAS RELACIONADAS

VIDEO SUGERIDO

Retiro anticipado de pensiones, respiro para familias y economía de Chile. (AFP).
Retiro anticipado de pensiones, respiro para familias y economía de Chile. (AFP).