Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Negocios

¿Puede el comercio electrónico aliviar problemas en provincias?

En el país se mueven casi US$3.000 millones en comercio electrónico, pero la gran mayoría se da todavía en Lima

El comercio electrónico puede ser una alternativa para palear algunos de los problemas logísticos que aqueja a las provincias, solo falta darle más impulso a través de nuevas iniciativas legales, estimó Helmut Cáceda Salazar, presidente de la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (CAPECE).

Las imágenes de Piura inundada esta semana y Trujillo días atrás no solo reflejan los estragos de construir cerca de las riberas del río, sino también demostraron que en medio de una emergencia, los sistemas tradicionales de compra colapsan. La gente no puede salir de casa porque la calle está llena de agua. Y los que sí pueden salir llegan al supermercado y, si están abiertos, no tienen todos los productos que se necesita o desea comprar. En este escenario... ¿Podría ser de utilidad contar con herramientas alternativas digitales como las que se ofrecen en el comercio electrónico? Según Cáceda, sí.

Lamentablemente, comentó, el comercio electrónico hasta ahora se ha centrado en Lima y ha dejado de lado el desarrollo de su potencial en provincias. Lo que tenemos son muchas compras de entradas para espectáculos y actividades de entretenimiento o turismo en Lima, pero poco despliegue de retail online al interior. Se movieron casi US$3 mil millones el 2017 el año pasado, pero con escasa participación en provincias.

El interés por comprar en línea en provincias existe, pues es justamente un medio de acceder a productos del exterior o de la capital sin viajar. Prueba de ello es que, según la CCL, en las ediciones pasadas de Cyberday se lograron que más del 50% de las visitas se hagan desde provincias. Mercado para el comercio electrónico, hay.

CREATIVIDAD ALTERNATIVA

Según Cáceda, las tiendas podrían tener sistemas de recepción de pedidos desde el teléfono móvil y organizar repartos para quienes no quieren o pueden salir de casa a raíz de las lluvias generadas por el Fenómeno de El Niño. Incluso estas se podrían hacer con vehículos especiales para moverse en medio del agua. Dichos pedidos podrían manejarse desde una central y sin usar smartphone o Internet, sino simplemente con SMS.

Con las inundaciones, las tiendas físicas también sufren estragos. La atención de pedidos en línea desde los almacenes a los hogares puede ser de gran ayuda.(Foto: Difusión)

Se trata de iniciativas que pueden funcionar para las tiendas grandes como supermercados, claro está, pero sobre todo pueden ser iniciativas para las bodegas, que son el medio de compra preferido por el 70% de los ciudadanos. Incluso en los mercados también se podrían implementar algún tipo de sistema de compra digital que sirva de apoyo en situaciones como estas.

Otro tipo de iniciativas útiles, dijo, son las aplicables a los mismos sistemas de ayuda que ponga en marcha el Gobierno. El sector privado puede ser de ayuda ofreciendo alternativas logísticas usuales para compras en línea entre empresas pero aplicadas a la organización de la ayuda social de las empresas en las provincias. El punto clave, recalcó, es lograr sistematizar las prioridades en el reparto de ayuda a los dannificados.

También se podrían crear sistemas de venta de agua embotellada en línea, los cuales no existen en el país. Lo que hemos visto en los últimos días, dijo, son personas "inescrupulosas" que compraron agua y luego la vendieron al doble de precio a través de las redes sociales. Una empresa que contactes por Internet y atienda con precios justos y se encargue del reparto sería de gran utilidad, recalcó.

En algunas ocasiones la ayuda se ha descompuesto por no poder trasladarla a tiempo a los beneficiarios. (Foto:Cortesía Claudia Lu)

OPCIONES LEGALES

Helmut Cáceda considera que en el país falta incentivar más el crecimiento y expansión de las empresas nativas digitales que se dedican al comercio vía Internet. Si bien es cierto que existen leyes que favorecen al sector que no son utilizadas, por ejemplo, la contratación en línea solo usando la firma digital, aun hay pendientes para impulsar este tipo de negocios.

Su propuesta, que están moviendo para introducir al debate en el Congreso, es exonerar del pago del I.G.V a las empresas que se animen desde su nacimiento a emprender vía Internet. 

El 80% de las pequeñas empresas que nacen con este tipo de iniciativas muere antes de un año y 64% de ellas se desanima y no lo vuelve a emprender un negocio, a pesar de que a la segunda o tercera podrían lograr algo exitoso. Darles un apoyo como el nombrado sería de gran utilidad para prolongar su tiempo de vida, recalcó.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada