Complejo El Brujo será acondicionado con Obras por Impuestos
Complejo El Brujo será acondicionado con Obras por Impuestos

El complejo arqueológico El Brujo de Magdalena de Cao, ubicado en La Libertad, será acondicionado utilizando el mecanismo de Obras por Impuestos, informaron la ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón y el presidente regional de La Libertad, Luis Valdez.

El proyecto “Acondicionamiento Turístico del Complejo Arqueológico El Brujo de Magdalena de Cao” se centrará en labores de conservación arqueológica de un sector del mismo y demandará una inversión de S/. 2.9 millones, permitiendo así incrementar la oferta turística.

Actualmente, el complejo arqueológico es uno de los más importantes y antiguos de la costa norte del Perú que recibe más de 45.000 visitantes al año. El Complejo Arqueológico El Brujo forma parte de la denominada Ruta Moche, un recorrido cultural y turístico que incluye las Huacas del Sol y La Luna, la Ciudadela de Chan Chan, las Tumbas Reales del Señor de Sipán, entre otros.

Con este proyecto, el Ministerio de Cultura se convirtió en el primer portafolio ministerial en ingresar bajo este esquema de coejecución. “El Ministerio cuenta con una cartera de más de 15 proyectos de puesta en valor a nivel nacional. Entre ellos están La Catedral de Ica, Complejo Arqueológico Chavín de Huantar, Complejo Belén en Cajamarca, Casa de la Cultura de Piura, entre otros”, dijo la ministra Álvarez Calderón.

La Ley 29230, llamada “Ley Obras por Impuestos”, permite a una empresa privada, en forma individual o en consorcio, financiar y ejecutar proyectos públicos elegidos por los gobiernos regionales, gobiernos locales y universidades públicas para luego, con cargo a su impuesto a la renta, recuperar el monto total de la inversión. 

Por su parte, los gobiernos regionales, gobiernos locales y universidades públicas pagan el financiamiento sin intereses a cuenta de sus recursos de canon, sobrecanon, regalías, rentas de aduanas hasta 10 años después de finalizada la obra.

Este mecanismo permite acelerar la ejecución de proyectos, mejorar la capacidad de gasto de las entidades públicas, dinamizar la economía local, entre otros.