(Foto: Farmacia Universal)
(Foto: Farmacia Universal)
Redacción EC

Este último viernes, la compra de (dueña de Mifarma, Fasa y BTL), por parte de Intercorp (holding dueño de Inkafarma) avivó el debate sobre la regulación de fusiones ante la posible amenaza de un monopolio en el mercado farmacéutico, que afectaría a las farmacias independientes y el bolsillo de los consumidores. 

Congresistas de la República aprovecharon la oportunidad para señalar que urge una ley que regula las empresariales previa compra. Mientras, el titular del Ministerio de Salud, alertaba a la población que la fusión de farmacias podría significar un riesgo potencial al usuario en la adquisición de sus medicamentos y apuntaba a conformar un órgano que regule el mercado de medicamentos.

Sin embargo, la alarma ante esta reciente adquisición no parece haber llegado hasta , con más de ochenta años de operación y ocho locales en Lima; una de las tantas farmacias independientes que forman el 40% del mercado farmacéutico, según cifras dadas por la gerenta general, Dolores Guevara Pasache.

"Simplemente es el mercado, nosotros no estamos ni a favor ni en contra [de la compra]. Es normal que ocurran esas fusiones a nivel mundial. Y no es que hayan comprado el 90% del mercado, sino el 90% del 60% del mercado farmacéutico, que calculo es el 54%. Todas las farmacias pequeñas e independientes son un poco más de lo que ellos han comprado", señala Guevara Pasache.

Así, descarta por completo que con la compra de Quicorp se acerque un monopolio y que el consumidor se vaya a ver afectado; al contrario, comenta que "va a haber un mejor desarrollo del mercado farmacéutico con esa fusión" pues se autorregulará.

Respecto al anteproyecto de ley presentado en el subgrupo de la Comisión de Economía del , que busca regular las operaciones empresariales previa compra, la gerenta de Farmacia Universal señaló que este tipo de regulaciones no se dan en un mercado desarrollado. 

Por otro lado, señaló que sí existen deficiencias en las que se debe poner foco para tener un mercado farmacéutico más competitivo. Destacó que los temas a los que debe apuntar el Ministerio de Salud sea en la eficiencia y no generar más trabas con burocracia interna.

"El Estado lo que tiene que preocuparse es en ser más eficiente y tener personal más capacitado en los ministerios. No que te pongan miles de peros para abrir un establecimiento o sacar un producto", comentó.

"Cómo es posible que si un laboratorio quiere lanzar un producto nuevo, un funcionario del Perú tiene que ir a visitar a los almacenes de un laboratorio en Asia, por ejemplo", añade, explicando que los usuarios que compran esa medicina son finalmente los que asumen el costo del producto.

"Eso deben regular, no compras particulares", remarcó.

Este Diario también consultó a Boticas y Salud sobre su opinión, pero la empresa —a través de su área de recursos humanos— prefirió no comentar al respecto por el momento.