(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

Las colaborativas son una nueva modalidad basada en el préstamo entre personas. Así, transforman solicitudes de crédito de individuos con necesidades de financiación en oportunidades de inversión para quienes pueden respaldarlas.

Los acreedores ofrecen créditos a los que fueron admitidos por su buen perfil financiero. El total del rendimiento de los fondos invertidos es la combinación de tasas ofertadas, plazos y cantidad de créditos en los que participa cada inversor.

“Las personas invierten su dinero en créditos para otras personas porque la recompensa económica es superior a las alternativas tradicionales, donde las tasas de los plazos fijos están sobre el 19% aproximadamente¨, comentó Alejandro Cosentino, CEO de la fintech Afluenta. En tal sentido, el ejecutivo resaltó además otros beneficios que generan este tipo de inversiones:

GANANCIAS

Se puede recibir un monto fijo de ingresos sin riesgo de pérdidas. El inversor obtiene mayores ganancias que en la banca tradicional, logrando así una tasa anual sobre el 19%.

NUEVO MECANISMO 

Las finanzas colaborativas permiten transformar las condiciones de los créditos y rendimiento de las inversiones en valores justos. El proceso es muy rápido y sin burocracia bancaria.

MEJORES CONDICIONES 

Se califica a los solicitantes de crédito en distintos segmentos y las condiciones varían dependiendo de cada cliente. 

AHORROS DIVERSIFICADOS 

Este tipo de inversiones permite descentralizar el dinero para evitar la exposición a un único riesgo. Es necesario repartir la inversión en varias alternativas.

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS