Módulos Temas Día

Más en Negocios

Construcción: Un rebote que nunca llegó en el 2016

El sector construcción cayó por segundo año consecutivo en el 2016, pero se espera una recuperación este 2017

Construcción: Un rebote que nunca llegó en el 2016

Construcción: Un rebote que nunca llegó en el 2016

Las esperanzas de recuperación con las que inició el sector construcción el 2016 se fueron diluyendo conforme avanzaba el año y terminaron por opacarse tras el acumulado de caídas que reportó a noviembre. 


Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la actividad de la construcción –que explica alrededor del 5% del PBI– retrocedió 2,55% en los últimos 12 meses a noviembre, tras registrar una caída interanual de 8,69% en el penúltimo mes del año. 

De acuerdo con el reporte, el consumo interno de cemento cayó en 2,44% anual en el acumulado enero-noviembre, por el decrecimiento de obras públicas y privadas. A la par, el avance físico de obras se redujo en 5,46% debido a la menor inversión del gobierno nacional y los gobiernos regionales. 

En detalle, la inversión del gobierno nacional y de los gobiernos regionales se redujo 15,78% y 7,45%, respectivamente, por la disminución de la actividad para infraestructura vial, obras eléctricas y servicios básicos. En cambio, los gobiernos locales elevaron en 6,36% sus inversiones para edificar carreteras y puentes, principalmente. 

“El sector construcción ha venido con un crecimiento frágil y cerraría el 2016 en terreno negativo, más en línea con el estimado del Banco Central de Reserva (-2,7%) que el del Ministerio de Economía y Finanzas (0,7%)”, señaló César Peñaranda, director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima (CCL). 

La previsión del economista es sostenida por los datos de la Asociación de Productores de Cemento (Asocem) de diciembre. El gremio señaló que tanto la producción como el despacho total y nacional de cemento retrocedieron 4,8%, 7,2% y 5,2% interanual, respectivamente ese mes. Con estas cifras, el acumulado anual de producción de cemento fue de 10,1 millones de toneladas métricas, menor en 3% respecto a lo registrado en el 2015. “En diciembre se valoriza menos el avance de obras públicas; por ello la tendencia [negativa] del sector no se revertirá este mes”, acotó Ricardo Arbulú, de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco). 

Tímido empleo
La creación de empleo para el sector construcción durante el 2016 tampoco fue positiva. Pese a ser el rubro que menos puestos de trabajo perdió respecto a manufactura y comercio, la actividad destruyó 1.100 puestos de trabajo entre enero y diciembre, una caída de 0,3% anual, reportó el INEI. 

Reactivación 2017
Luego de dos años consecutivos en rojo, las expectativas por la reanimación de la actividad constructora son más altas y sitúan sus estimados por encima del 3% previsto por Capeco. “Se espera que la mejora de la inversión pública y privada, sumada al elemento estadístico, impacten en un mejor año para el sector, que avanzaría 3,7% según nuestros cálculos”, explicó Peñaranda. 

Del lado privado, el inicio y culminación de al menos seis centros comerciales –cuatro en Lima y dos en provincias– por US$380 millones podrían impactar en el dinamismo del sector. A ello se sumaría un incremento en el ritmo de construcción de hospitales, colegios y viviendas, apuntó Arbulú. “Si bien disminuyó el subsidio de bonos hipotecarios por parte del Estado, creemos que crecerán las ventas en viviendas para los NSE A y B por el uso de otras herramientas como el retiro de fondos de las AFP y cambios en las tasas de interés”, estimó. 

Sin embargo, la incertidumbre tras el escándalo de corrupción de Odebrecht, que salpica a varios proyectos de infraestructura locales –como el gasoducto sur peruano–, podría tener un impacto significativo en el escenario para el rubro. “Es un elemento distorsionador”, precisó Peñaranda. 

Por ello, dependerá de cómo se maneje la intensidad del ruido político para determinar las dimensiones del impacto en la inversión privada y en el crecimiento del sector construcción, destacó el economista. 

En ese sentido, hizo hincapié en la importancia de acelerar el destrabe de la cartera de proyectos por US$18.000 millones a fin de diversificar las cartas con las que la construcción pueda crecer en el 2017. “Herramientas como Invierte.pe, que reemplazan al SNIP, y la reestructuración hacia la nueva Pro Inversión tendrán su prueba de fuego”, resaltó. 

En paralelo, también cobrará importancia la calidad del gasto de los gobiernos subnacionales, estamentos que recibirán millonarias transferencias del Poder Ejecutivo para el primer trimestre del año. 

Tags Relacionados:

INEI

construcción

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada