Los peruanos aumentaron el año pasado sus visitas a los comercios y redujeron el tamaño de sus compras, según un estudio de la investigadora Kantar Worldpanel.

Según Kantar Worldpanel, el 42% del presupuesto del consumidor peruano está destinado a “Compras chicas”, aquellas donde se compran como máximo cinco categorías de productos.

Además, el comprador peruano tiene la mayor frecuencia de compra en la región sudamericana, es decir, va más veces al supermercado, lo que está relacionado con que las compras sean de pequeña escala.

“La canasta de alimentos concentra el 40% del gasto del shopper dentro de esta rutina, sin embargo observamos que el crecimiento dentro de las “Compras chicas” se da en todas las canastas que monitoreamos”, indican en Kantar Worldpanel.

El shopper impulsa de manera muy dinámica la frecuencia de compra en la canasta de Lácteos, acudiendo a realizar compras pequeñas de las categorías que hacen parte de esta canasta, con una frecuencia menos espaciada, mientras que la canasta de Cuidado Personal destaca frente las demás canastas por el mayor gasto que el Shopper realiza cada vez que compra alguna categoría que hacen parte de la misma.

Por otro lado, existen menos Shoppers realizando  “Compras Grandes” y los que las siguen realizando hacen este tipo de viaje con menos frecuencia y gastando lo mismo.  Todo esto se debe a que el Shopper está tratando de ser más eficiente con su presupuesto en un entorno “económico de incertidumbre”. 

¿Cuál es el reto para los negocios?

Tanto los fabricantes como los negociantes tienen el reto de entender, que está buscando el comprador con esta nueva orientación de compra, que viene ganando relevancia en el tiempo. Al identificar que el peruano realiza cada vez menos “Compras Grandes” y se está orientando a realizar con mayor frecuencia  “Compras Chicas” , origina el poder entender cuáles son los nuevos puntos de precio que las familias estás dispuestas a pagar  y asegurar una adecuada oferta del surtido en el punto de venta.

TAGS RELACIONADOS