El enfoque mundial en la prevención de virus también ha enriquecido a Lim Wee Chai, de Malasia, que posee una participación mayoritaria en el mayor fabricante mundial de guantes médicos, Top Glove Corp. (Foto: Getty)
El enfoque mundial en la prevención de virus también ha enriquecido a Lim Wee Chai, de Malasia, que posee una participación mayoritaria en el mayor fabricante mundial de guantes médicos, Top Glove Corp. (Foto: Getty)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

No todos perdieron dinero en el épico desplome de las la semana pasada.

Incluso cuando una ola de ansiedad por la rápida propagación del vaporizó más de US$6 billones de los mercados de valores mundiales, unos cuantos elegidos se enriquecieron.

Todos lideran negocios que podrían beneficiarse de alguna manera del virus y del aumento de unos consumidores obsesionados con la higiene y confinados a sus hogares.

El responsable ejecutivo de Moderna Inc., Stephane Bancel, se convirtió brevemente en multimillonario después de que la compañía enviara una vacuna experimental contra el coronavirus al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas para pruebas clínicas en humanos, lo que impulsó la cotización de la compañía en bolsa. La acción se apreció un 42%, y Bancel controla una participación del 9,2% en la actualidad, con un valor de US$790 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Regeneron Pharmaceuticals Inc., que está trabajando en el desarrollo de un tratamiento para el coronavirus, registró el mejor rendimiento del S&P 500 la semana pasada, con un avance del 10%, y fue una de las dos únicas empresas cuyas acciones subieron durante ese período. Eso sumó US$45 millones a la fortuna de George Yancopoulos, responsable científico de la compañía, con sede en Tarrytown, Nueva York.

El enfoque mundial en la prevención de virus también ha enriquecido a Lim Wee Chai, de Malasia, que posee una participación mayoritaria en el mayor fabricante mundial de guantes médicos, Top Glove Corp. Su patrimonio neto alcanzó los US$1.000 millones poco después de que el virus comenzara a perfilarse como una amenaza.

A medida que los esfuerzos de contención amenazan con cerrar más escuelas y negocios, las empresas que facilitan el trabajo y los estudios remotos han ganado impulso.

K12 Inc., con sede en Virginia, que ofrece servicios educativos para niños en edad escolar por internet, subió un 19% la semana pasada, lo que sumó aproximadamente US$5 millones al patrimonio neto del responsable ejecutivo, Nathaniel Davis.

Eric Yuan, fundador de Zoom Video Communications Inc., sumó US$200 millones en la semana, con lo que su patrimonio neto ascendió a US$5.500 millones, a medida que el volumen de usuarios de su servicio de videoconferencia. La firma con sede en San José, California, está registrando de media un 43% más de descargas este año que en 2019, y registró la mayor actividad en el último mes, escribió Zane Chrane, analista de Sanford C. Bernstein & Co., en un comentario.

Zoom ha ampliado los límites de tiempo para los usuarios de su servicio gratuito en China y ha aumentado el seguimiento de sus servidores para garantizar la fiabilidad en medio del incremento de uso, dijo Yuan en una publicación de blog el martes.

“La creciente epidemia ha ampliado mi perspectiva sobre lo que significa ser un proveedor de tecnología de comunicaciones de vídeo en tiempos de necesidad”, escribió.

TAGS RELACIONADOS