La internacionalización de las prendas de alpaca es posible gracias a marcas como Kuna del Grupo Inca.
La internacionalización de las prendas de alpaca es posible gracias a marcas como Kuna del Grupo Inca.
Christian Lengua

El 2020 ha sido un año duro para el mercado de a nivel global; sin embargo, a nivel regional lo ha sido más, debido a que el sector es muy informal y está altamente fragmentado, comentó Fernando López de Castilla, socio fundador de Grupo Nexo Franquicia. ”En países como Perú ha sido especialmente duro”, indicó.

Sin embargo, precisó que la pandemia ha traído cosas buenas, como una depuración de las cadenas informales.

MIRA: Minem: Cartera de proyectos mineros desciende a US$56.158 millones

En esa línea, precisó que hay dos escenarios. Por un lado están los sectores más impactados, como alimentos y bebidas, hotelería y turismo que fueron muy golpeados. Y hay otros que demostraron ser altamente contracíclicos a la pandemia, como las empresas B2B, de logística, servicios especializados, comercio internacional, y salud.

De cara al 2021, el ejecutivo prevé que sistemas de franquicias basados en modelos de negocios que han logrado adaptarse durante la pandemia y que tienen una visión global, van a crecer mucho y van a acelerar su internacionalización.

Por otro lado, considera que habrá espacios que quedarán libres, por jugadores que no han logrado superar la pandemia, y se abren oportunidades para una nueva generación de negocios. Así lo indicó en el marco del International Franchise Summit (Foro Internacional de Franquicias), que organiza esta semana la Cámara de Comercio Americana del Perú AmCham.

DE EXPORTACIÓN

Por su parte, Samuel Revilla, gerente de la cadena retail de Grupo Inca, de la marca arequipeña de prendas de alpaca Kuna, indicó que por la pandemia tuvieron que poner en pausa su plan de franquicias, pero lo han empezado a reactivar progresivamente.

“Básicamente, nosotros definimos un plan de expansión internacional vía franquicias hace un par de años, el mismo que entró en ejecución en el 2019, donde logramos concretar nuestras primeras franquicias en el mundo”, mencionó.

A la fecha y antes que inicie la crisis, lograron posicionar diez tiendas franquiciadas en el mundo. Ocho en una operación en Chile, una en Australia, y otra en Suiza. Terminando esta última tienda comenzó todo este proceso de crisis y se vieron obligados a parar.

Pese a todo, ven con optimismo sus planes hacia afuera. Después de este golpe saldrán con cautela, jugando cada ficha a ganador. La semana pasada estuvieron en México retomando las ruedas de negocio, buscando concretar franquicias por allá. Y próximamente irán a España.

También han encontrado una oportunidad para desarrollar el e-commerce a nivel internacional. Desde Perú atienden a 33 países con el canal online, y buscan hacer estas operaciones en otros destinos. Hace tres semanas, con una empresa vinculada al grupo, empezaron con las ventas online desde Estados Unidos, con logística y operación desde allá.

Revilla sostuvo que en una franquicia, hay que cuidar el valor de la marca, y para ello hay expertos que los han ayudado a formatear el negocio en concepto franquicia. “Hemos logrado armar los manuales de operación de la marca, y tener todo a punto para lograr esta expansión de manera ordenada. La idea es mantener los estándares.”, subrayó.