Módulos Temas Día

Más en Negocios

¿Qué diferencia un decodificador de un router?

Luego de que Osiptel anunciara la prohibición de la venta o alquiler de decodificadores, surge la inquietud de si podría suceder lo mismo con los routers de Internet

Importaciones Hiraoka

Las tiendas en donde se consiguen productos de electrónica, como televisores y equipos para conectarse a Internet, no tienen a la venta abierta al público los decodificadores. 

Osiptel aprobó hoy las "Normas para la Prestación del Servicio de Televisión de Paga” que incluyen la prohibición a los operadores de Tv Paga de vender o alquilar los decodificadores. La propuesta surgió ante el pedido de algunas asociaciones de consumidores, quienes consideraban que se estaba dando un cobro excesivo en su comercialización.

La medida causó polémica en febrero cuando el organismo regulador la sometió a debate, pues la medida gira en torno a la forma de comercialización de los equipos necesarios para brindar un servicio.

En ese momento se presentaron dos posturas antagónicas.

Por un lado están quienes consideran que el operador debe dar sin cobro adicional todos los elementos requeridos para utilizar los servicios. Por otro tenemos a quienes establecen que no está permitido por ley a los concesionarios cobrar como parte del servicio un equipo como el decodificador, y por tanto debe ser facturado en forma independiente.

Por definición, el decodificador es un equipo usado para convertir un mensaje que llega en unos y ceros en una imagen de video que pueda ser apreciada en el televisor. No basta con trasmitir o recibir una señal digital, se necesita traducirla para poder verla en el televisor. Y por razones estrictamente técnicas, no todos los decodificadores sirven para todas las señales.

Hay distintos estándares (al menos cuatro) en los que se elabora el mensaje y se necesita un tipo especial de decodificador para cada emisor. Cada operador decide qué estándar usar y sus clientes solo podrán recibir la señal bajo esa tecnología.

Los decodificadores no son un producto que puede importar un distribuidor y vender abiertamente al público, porque podrían ser usados en forma ilícita (piratería o incumplimiento de las normas vigentes). Solo es viable vender los japoneses/brasileños porque esos se usan para procesar la señal gratuita. Para la tv paga son los mismos operadores quienes importan los equipos que requieren y ellos se encargan de darlos a sus clientes.

Esa es la gran diferencia con los routers, que son aparatos usados para recibir y distribuir en las casas la señal de Internet. Los routers y demás equipos de conectividad se venden en gran variedad de diseños, tamaños y marcas. Unos mas potentes que otros, pero con una misma función básica.

Los routers los compran por lo general las empresas para equipar su red o ampliar la llegada de la señal al interior. Si uno contrata el servicio de Internet, puede usar el router que entrega el operador o cambiarlo por uno comprado en una tienda de electrónica, pues son de estándares abiertos y programables a gusto del cliente.

LA POLÉMICA
Según Afin, la ley de telecomunicaciones no permite que el concesionario que te vende el servicio te ofrezca como parte del cobro de instalación el costo de un equipo que no sea parte de la red. El decodificador, resaltaron, no es parte de la red y su costo debe ser facturado como un adicional.

Según las asociaciones de consumidores, el decodificador es indispensable para recibir la señal y por tanto no debe ser considerado fuera del costo del servicio, sino que debe ser gratuito, como un elemento más de todos los necesarios para llevar la señal, lo cual incluye desde routers y amplificadores hasta la fibra óptica y el cable coaxial.

La propuesta de prohibir su venta o alquiler, según Afin, no garantiza la reducción de costos, porque el decodificador no será regalado, sino que solo se trasladaría su cobro a la instalación, lo cual además sería contrario a la ley. Lo ideal, recalcaron, es buscar una solución regulatoria alternativa que atienda los pedidos del mercado y ayude a optimizar costos sin intervenir directamente en las tarifas.

INFORMALIDAD IMPERANTE
El mercado de Tv Paga es uno de los que más se enfrenta a la informalidad, por eso es que existen tantos controles al ingreso de equipos decodificadores. De acuerdo a la encuesta anual de Osiptel difundida el año pasado, en el país se tenían 4,1 millones de hogares con TV paga (ya sea recibida por vía cable o satelital), pero los tres grandes operadores reportaron que solo atienden a poco más de 1,7 millones clientes, se decir bastante menos de la mitad. El MTC tiene registradas, además de las tres grandes citadas (Claro, Movistar y Directv), a unas 550 empresas, de las cuales solo 184 estarían activas y contarían con un 34% aproximado de clientes no reportados, lo cual es una práctica ilegal. A esto se añaden los más de 400 portales online que ofrecen productos piratas. En suma, existen muchos tipos de ofertas gratuitas, ilegales o informales de muy bajo costo con las que compiten los operadores tradicionales. Y en el último año (2016 - 2017) los analistas del sector han comprobado que el incremento de usuarios piratas ha sido mucho mayor (casi un millón de conexiones) al de los informales (apenas 50 mil). Esta es, según los grandes operadores, una razón por la cual se deben mantener los controles en importación de los decodificadores y facilitar ofertas como el prepago, que reducen los costos y acercan la oferta formal al cliente que recurre a la piratería buscando menores precios.  

peli24 piratería

Estos portales gratuitos suelen ser piratas.

Lea más noticias de Economía en...

Tags Relacionados:

TV paga

Osiptel

decodificadores

router

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada