AFP.- El gigante español de la moda , propietario entre otras de la marca , registró beneficios netos de 2.875 millones de euros en 2015, un alza interanual del 15% impulsada por el aumento de ventas y una expansión internacional que cuenta continuar.

El grupo, con sede en Galicia abrió durante el año pasado nuevas tiendas a un ritmo regular y empleando a gente en sus principales mercados: Europa, Asia y el continente americano.

El grupo, propietario de marcas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe realizó en 2015 un total de 330 aperturas netas de tiendas en 56 mercados, poniendo el acento en locales emblemáticos en el corazón de las ciudades.  A finales de 2015, Inditex contaba con 7.013 puntos de venta en 88 países.

"2015 ha sido un año de fuerte crecimiento, de creación de empleo y de inversión" y de "fuerte expansión", subrayó su presidente, Pablo Isla, en una rueda de prensa en la sede del grupo, en Arteixo. 

(Fuente: Inditex.com)

Inditex contrató a más de 15.000 personas, 4.000 de ellas en España, y contaba a finales de año con cerca de 153.000 asalariados en el mundo.

Esta expansión se ha traducido en un crecimiento de beneficios superior a lo esperado por los analistas, que preveían una media de 2.850 millones de euros (US$3.125 millones) en este ejercicio, cerrado a finales de enero.

También el excedente bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 15%, a 4.699 millones de euros, mientras la cifra de negocio lo hacía un 15,4% hasta 20.900 millones de euros.

Inditex se mantiene así a la altura de su principal competidor, el gigante sueco Hennes y Mauritz (H&M), que obtuvo un beneficio neto de 2.260 millones de euros en su último ejercicio, gracias a unas ventas de 22.700 millones de euros.

Su consejo de administración va a proponer un dividendo de 0,60 euros por acción. En la Bolsa de Madrid, el título del gigante español subía un 3,94% a las 12H05 GMT.

EXPECTATIVAS PARA ESTE AÑO

Inditex se beneficia desde 2014 de la reactivación económica del país y el mayor consumo de los hogares. Aunque la proporción del mercado nacional en su total de ventas retrocedió, seguía siendo del 17,7% en 2015, por delante de América (14,7%) y detrás de Europa (44%) y Asia (23,5%).

El grupo se benefició también de su expansión en Asia, con el lanzamiento de las ventas por internet en Taiwán, Hong Kong, Macao y Australia. Inditex cuenta con mantener esta progresión en 2016, a pesar de los riesgos que pesan sobre el crecimiento mundial.

Prueba de ello es que sus ventas crecieron un 15% a tipo de cambio constante y corregidas del efecto estacional en las primeras semanas del primer trimestre, entre el primero de febrero y el 7 de marzo.

"Pensamos que (2016) será otro año de fuerte crecimiento, de creación de empleo y de inversión", aseguró Isla. Así, China y la venta por internet seguirán siendo dos ejes de desarrollo muy importantes, dijo. En cambio, Inditex no considera, por ahora, lanzar una nueva marca.

En 2016 el grupo espera abrir entre 400 y 460 nuevas tiendas, lo que supondría un número de aperturas netos, es decir, las aperturas menos los cierres, similar al logrado el pasado año.

El grupo abrirá en cinco nuevos países: Vietnam, Nueva Zelanda, Paraguay, la isla caribeña de Aruba y Nicaragua, y propondrá la venta por internet de todas sus marcas en todos los países de Europa y Turquía en 2016. Para proseguir con esta expansión, prevé invertir 1.500 millones de euros.

El modelo empresarial de Inditex se basa en ciclos cortos, con colecciones que se renuevan a menudo. España, Portugal, Marruecos y Turquía aseguran alrededor del 60% de su producción, mientras que el 40% restante viene de Asia.

TAGS RELACIONADOS