Los precios del galón americano de diésel (de 1 dólar antes del reajuste) y de la gasolina extra (de US$1,85) serán fijados de acuerdo a las cotizaciones en el mercado internacional. (Foto: Archivo)
Los precios del galón americano de diésel (de 1 dólar antes del reajuste) y de la gasolina extra (de US$1,85) serán fijados de acuerdo a las cotizaciones en el mercado internacional. (Foto: Archivo)
Agencia AFP

Agencia de noticias

Ecuador, cuya dolarizada economía encara problemas financieros, anunció el martes 1 de octubre que eliminó los subsidios a los combustibles más baratos y más utilizados para el transporte, que demandan del presupuesto público cerca de US$1.300 millones al año.

“He firmado el decreto que libera el precio del diésel y de la gasolina extra (85 octanos)”, dijo el presidente Lenín Moreno a través de la radio y televisión.

El mandatario informó sobre una serie de medidas económicas, que entrarán en vigencia de manera directa, y de reformas laborales, que presentará ante la Asamblea Nacional, para “corregir graves errores” de la economía ecuatoriana.

De esa manera, los precios del galón americano de diésel (de 1 dólar antes del reajuste) y de la gasolina extra (de US$1,85) serán fijados de acuerdo a las cotizaciones en el mercado internacional.

Hace un año, el gobierno de Moreno empezó a eliminar subsidios a los combustibles, con lo que la cotización de la gasolina extra pasó de US$1,48 a US$1,85 el galón, mientras que la de la gasolina súper (92 octanos) quedó liberada y ha trepado en un 50% (por encima de los US$3).

A pesar de eso, los precios de los pasajes del transporte se mantienen, así como el subsidio al precio del tanque de gas de uso doméstico de 15 kg (de US$1,60 dólares).

La eliminación de subsidios es parte de un acuerdo suscrito en marzo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que le permitirá al país sudamericano --dependiente del petróleo-- contar con créditos por US$4.209 millones a ser desembolsados en tres años.

Otros organismos multilaterales también se comprometieron a entregar alrededor de US$6.070 millones a Quito.

Ecuador debe emprender reformas clave para reforzar su competitividad en los ámbitos tributario, de gestión financiera pública y laboral, según el FMI, que ya ha concedido unos US$900 millones.

Moreno dijo que para impulsar el crecimiento económico y el empleo, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) continuará en 12% en el país y que disminuirán otros tributos.

Frente a abultados déficits presupuestarios, el gobierno de Moreno, que se inició en mayo de 2017, ha emitido bonos soberanos en varias ocasiones que sobrepasan los US$10.000 millones.

La deuda pública de Ecuador se ubicó en US$39.491 millones (36,2% del PIB) en julio pasado, creciendo en casi 47% en la administración de Moreno, según el Banco Central (BCE).

TAGS RELACIONADOS