El sector de la fibra de alpaca busca salir de la crisis mirando el mercado extranjero y el comercio electrónico. (Foto: Incalpaca.com)
El sector de la fibra de alpaca busca salir de la crisis mirando el mercado extranjero y el comercio electrónico. (Foto: Incalpaca.com)
Redacción EC

La cuarentena de más de cien días en el país dejó varios sectores productivos en crisis. Entre ellos el de la . Ejecutivos de Incalpaca y Michel & Cía, dos empresas arequipeñas con fuerte presencia internacional, nos comentan sobre el panorama actual y cómo ven la recuperación a futuro.

MIRA: Economía peruana caería hasta 15% en 2020 si no hay segunda cuarentena por rebrote del COVID-19, según BCP

Incalpaca trabaja con fibra de alpaca y vicuña. Su marca emblema es Kuna con 24 tiendas a nivel nacional, nueve en Chile, una en Suiza y otra en Australia. Todas tuvieron que cerrar por 115 días por la pandemia, y en las últimas semanas ya empezaron a reabrir.

Luis Chaves Bellido, gerente general de Incalpaca, afirmó que el sector textil es uno de los más golpeados, junto con retail y turismo. Para contrarrestar las pérdidas ante los locales cerrados impulsaron el e-commerce, algo en lo que ya venían trabajando hace un tiempo.

“Nos está yendo razonablemente bien, pero reemplazar las tiendas físicas por comercio electrónico o tiendas virtuales no es fácil. Es un trabajo que toma años, pero esto nos obliga a correr mucho más”, explicó Chaves.

Por su lado, Derek Michell, managing director de Michell & Cía. también se viene enfocando en las ventas online. “El comercio electrónico es uno de los sectores donde más énfasis estamos poniendo, y juega un rol cada vez más relevante. Estamos poniendo mucho esfuerzo en mejorar nuestros sistemas y buscar la manera más eficiente de llegar al mercado nacional y extranjero”.

Por el lado de Incalpaca, además del retail, también tiene la parte de negocio comercial fabril, con el que exportan fibras a marcas de primer nivel como Max Mara, Miu Miu de Prada, Dillard’s, Peruvian Connection, entre otras. “Los niveles de operación de las plantas y del negocio se han reducido sustancialmente”, reconoció Chaves.

En tanto, el representante Michell & Cía. también expresó su preocupación al llevar meses con tiendas cerradas, no solo en Perú sino también en el extranjero. “Las industrias están golpeadas. Preocupa que los hábitos hayan cambiado. Hay un sentimiento general de comprar cosas necesarias y no suntuarias”.

Pese a los problemas, y siendo un año muy difícil, Michell aseguró: “Hasta ahora estamos caminando diría que bastante bien. Esperamos que el próximo año tengamos otras perspectivas y expectativas”.

Mientras tanto, el ejecutivo de Incalpaca hizo hincapié en que la recuperación para volver a los niveles antes de la pandemia tardaría entre 12 y 18 meses. Por lo pronto, tratan de sobrevivir como empresa. Chaves indicó que cuentan con el apoyo del personal, que entiende la situación. “Vamos a tener que tomar medidas duras, pero trataremos de mantener a nuestra gente lo mejor posible”, añadió.

En ese sentido, comentó que han determinado una reducción de costos y en determinados niveles, la reducción de sueldos para seguir caminando. Pero confía que lograrán a ver la luz al final del túnel. En Incalpaca, eran 1.400 personas trabajando antes de la pandemia, ahora quedan alrededor de 1.000 personas.

“Ahora venimos trabajando a un 70% de nuestra capacidad, esto es hasta setiembre. A partir de allí nuestros niveles de operación bajan sustancialmente por la estacionalidad de nuestras ventas. Allí vamos a tener que tomar decisiones difíciles, pero con la ayuda de nuestra gente vamos a poder superarlas”, refirió Chaves.

Sin embargo, el gerente de Incalpaca confía que luego de superar la difícil situación, “vamos a ir más allá de los niveles de venta que teníamos antes de la pandemia. Y no tengo ninguna duda que podremos revertir este problema”.

Michell, por su lado, estimó que la recuperación al 100% sería para el 2022 o 2023. “No creo que pueda ser antes”.

Situación en el extranjero

Incalpaca espera que la recuperación de las ventas en el extranjero sea más rápida que en Perú: “En términos generales, a nivel internacional del sector moda de alta gama, se espera una recuperación del orden del 70% entre marzo y julio del 2021”, calculó Chaves.

En esa línea, el objetivo es seguir expandiendo su marca en el mundo, además de las tiendas en Chile, Suiza y Australia. La idea es retomar el tema de otorgamiento de franquicias, expresó Chaves, quien ve a Kuna y la alpaca con un gran potencial en los mercados internacionales.

Asimismo, indicó que considerando la situación de China de cara a la pandemia, muchos proveedores empezarán a ver otras opciones. “Y creo que vamos tener muy buenas posibilidades. No solo para Incalpaca, sino para toda la industria textil peruana”.

Sobre el tema, Derek Michell declaró que como empresa su mercado más fuerte es el extranjero, y como exportadores esperan que todo empiece a volver, en cierta manera, a la normalidad.

“Ya lo que queda del año es un poco complicado, pero para el próximo año esperamos que que se empiece a acercar en cierta manera a lo que veníamos teniendo antes de marzo de este año. Estamos absolutamente preparados para todos los retos”, refirió.

TE PUEDE INTERESAR