Módulos Temas Día

Más en Negocios

Heineken: ¿Cómo recupera la mitad del agua que extrae?

La empresa usa 2,8 litros de agua por litro de cerveza, muy por debajo del estándar internacional. A través de su planta de recuperación de agua, reinsertan el agua tratada en el proceso de producción 

Cervezas: Heineken compra filial brasileña de la japonesa Kirin

En el modelo de economía lineal, las materias primas utilizadas para producir productos se convierten en residuos tras ser usados. "Eso fue un gran éxito en su momento, pero al menos ahora se ha vuelto una gran problemática", señala Eduardo Aguiñaga, líder de Economía Circular en Heineken México.

Ante el crecimiento acelerado de la población mundial y su repercusión en la escasez de materias primas, ¿qué otras alternativas hay para la industria?

La economía circular es un modelo sustentado en el reciclaje y re uso para reducir la producción de residuos y mantener el valor de las materias primas a lo largo del ciclo de vida de los productos. Solo países nórdicos como Holanda lo siguen e incluyen como parte de su política estatal.

Pero uno de los esfuerzos más representativos de la región es el de la cervecera Heineken, que ha hecho de la economía circular su eje transversal para la sustentabilidad de su sede en México.

La empresa, cuyo producto principal está compuesto en 95% de agua, usa 2,8 litros de agua por litro de cerveza, muy por debajo del estándar internacional, y apunta a reducir la cifra a 2,5 litros de agua al 2020. Sin embargo, ha logrado recuperar el 51% del agua usada en las plantas de producción mexicana en el 2017, usando estrategias basadas en la economía circular.

La preocupación de la empresa nace en que más del 50% de sus ingresos provienen de la producción de cervezas en plantas con estrés hídrico; es decir, que no cuentan con suficiente agua de calidad disponible. 

¿Qué medidas se deberían tomar ante el estrés hídrico del país? - 1

"Y al 2030 se calcula que todas nuestras plantas estén en un nivel de estrés hídrico", comentó Eduardo Aguiñaga, líder de Economía Circular en Heineken México, en el marco de la II Conferencia técnica Pre Expo Agua Perú “Economía Circular y la Gestión del Agua”, impulsada por la Embajada del Reino de los Países Bajos, el Centro de Competencias del Agua (CCA) y ANEPSSA - Perú.

En México, la empresa posee siete plantas cerveceras, de las cuales cuatro están ubicadas en zonas de estrés hídrico extremo.

LA ESTRATEGIA

En relación al agua, la empresa ha desarrollado tres frentes: 

1. Uso eficiente: Mitigar el uso del agua.
2. Balanceo de agua: Devolver el agua que se extrae a la naturaleza para ser totalmente neutrales.
3. Compromiso con la comunidad: Contribuir con el acceso al agua para las ciudadanos de la zona.

Una de las estrategias que han aplicado es usar el "reclamo de agua", que consiste en el tratamiento del agua usada y reinsertarla luego en el proceso productivo de la planta

"Se tiene la cervecería, los afluentes son tratados, y luego se van a la planta de recuperación de agua que transforma el agua usada en agua potable y se puede re insertar en nuestro proceso productivo. No en la cerveza, pero en procesos de soporte; sí es posible, pero por cuestiones reputacionales no lo hemos hecho", explica Aguiñaga. 

Otra estrategia es la de incorporar al proceso de producción las energías perdidas por empresarios que comercialicen con ellos.

Mujeres con más dinero en el mundo

 (Foto: AFP)

En su planta en Chihuahua, que entró en operación en febrero del 2018, la embotelladora con la que trabajan tenía hornos encendidos cuyo calor era desperdiciado; ello fue aprovechado por Heineken para parte de su proceso de producción.

"Tienen prendido su horno por 15 años y eso da exceso de calor. Y vimos que nosotros tenemos una demanda alta de energía térmica, entonces, ¿por qué no nos pueden compartir lo que les sobra? Fue tan fácil como generar un ducto donde se calienta agua a alta presión y se inyecta directamente a los procesos de cosimiento", comenta.

Ese es el primer caso de interacción con otros actores. "Queremos atraer a la gente de empaque, lavanderías, y se pueda crear un ecosistema, basado en la economía industrial", añade.

Por otro lado, se implementó un pilar que reunía a las experiencias y conocimientos entre los ingenieros enfocados en el uso eficiente del agua de cada planta.

"Antes, cada una de las siete plantas trabajaba independientemente pese a que formaban parte del mismo grupo cervecero. Competían a ver quién usaba menos agua o energía térmica, pero eran muy celosos de esta información. Entonces creamos un pilar ambiental enfocado en residuos y agua", añade.

Así, lograron reducir en conjunto de 3,8 litros de agua por litro de cerveza generada a 2,8 litros de agua.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada