La importancia del buen gobierno y el caso de Graña y Montero

La quinta edición del ciclo de foros  tuvo como tema central la gestión estratégica y la importancia de contar con un buen gobierno corporativo. 

Sobre el particular, Víctor Gobitz, CEO de Buenaventura, aseguró que, en sus 64 años de operación ininterrumpida, la compañía que hoy dirige ha ido aprendiendo con el tiempo la estrategia relacionada a buenas prácticas corporativas que hoy maneja.

Como parte de la misma, resaltó la decisión tomada por la empresa de profesionalizarse progresivamente . "Hace tres meses, Buenaventura toma la decisión de separar el rol del presidente del directorio del rol de gerente general, pues considera que el directorio debe tener una mirada a largo plazo", sostuvo.

Sin embargo, afirmó que todavía tienen desafíos por cumplir. "En la región hay oportunidades de hacer minería y hay un conocimiento en el Perú que puede generar valor en nuestros países vecinos. El otro tema, que es trasversal en la industria minera, es contar con un sistema de gestión de portafolio de crecimiento robusto", dijo. 

Por su lado, Humberto Nadal, CEO de Cementos Pacasmayo, destacó la importancia de contar con directores independientes y sistemas de comunicación interna que permitan enseñar la cultura corporativa a los colaboradores. "Nosotros hacemos un esfuerzo enorme por difundir las buenas prácticas. Tenemos plataformas de ‘learning’ para que nuestros colaboradores entiendan las prácticas correctas en términos de competencia y buen gobierno. La empresa tienen la responsabilidad de difundir todos los comportamientos que van a impulsar un buen gobierno corporativo", sentenció. 

La manera de hacer negocios ha cambiado significativamente. "Hace 10 años, cuando evaluabas a una empresa para darle un préstamo, tú decías 'vamos a ver el flujo de caja'. El 85% de tu tiempo se ocupaba de eso. Luego, te fijabas si tenía o no los permisos correspondientes y al final, [veías] cómo era la empresa. Ahora, lo primero que miras es cómo se comporta una compañía. Luego, ves los permisos. Al final, te preocupas por los flujos", agregó Christian Laub, CEO de Credicorp Capital. 

CASO GRAÑA Y MONTERO 
En la actualidad, Graña y Montero (G&M) afronta un tema reputacional significativo que se vincula con sus prácticas de gobierno corporativo. 

"Cuando apareció el caso del gasoducto -básicamente si perdían o no la inversión-, era un tema financiero. ¿Bajó algo la acción? Sí, un poco. Pero cuando comenzó el tema de reputación [por el supuesto conocimiento de pagos de sobornos], ¿qué pasó con las acciones?", dijo Marco Antonio Zaldívar, presidente de la Bolsa de Valores de Lima, haciendo referencia a la brusca caída de los títulos de la empresa tras conocerse que el ex ejecutivo de Odebrecht Jorge Barata la había involucrado en el caso de coimas por las IIRSA.

Para Aldo Ferrini, CEO de AFP Integra, las decisiones que ha tomado la empresa hasta el momento han sido acertadas.

"No es la primera compañía en el mundo que tiene un problema de esta naturaleza.  Primero, hay que sacar a los jefes [...] Lo que le toca al nuevo directorio es trabajar para recuperar la reputación y para darle sostenibilidad a la empresa en los próximos doce meses. Convencer a los bancos, clientes y proveedores de que van a hacer lo correcto", finalizó.