AFP 25%: Inmobiliarias esperan demanda de 10.000 unidades
AFP 25%: Inmobiliarias esperan demanda de 10.000 unidades
Viviana Gálvez

author

viviana.galvez@comercio.com.pe

Las áreas verdes dentro de los proyectos cada vez ganan mayor demanda. No solo aportan ornato, sino que añaden productividad en los trabajadores.
“Debido a la alta demanda y los grandes proyectos que se desarrollan en la capital, las inmobiliarias ya cambiaron la tendencia y actualmente no solo ofrecen un departamento. Ahora otorgan amplias áreas comunes y áreas verdes para, de cierta forma, compensar la reducción de espacio de los departamentos de hoy en día”, señala Alexandra López Vecino, gerenta de Proyectos de la inmobiliaria Edifica.


Pero no solo se trata de un tema de compensación de espacios reducidos, sino de estilo de vida. “En el nivel socioeconómico A, las familias que dejan de vivir en casas con jardines y pasan a departamentos grandes quieren mantener la sensación de estar al aire libre y optan por aquellos edificios donde pueden tener áreas verdes privadas, generalmente un primer piso o el penthouse”, comenta Titi Laurie, de ECOart Peru, empresa  de proyectos paisajistas. 
Por su parte, Jaime Paredes, gerente general de la inmobiliaria Urbana, indica que los clientes sí valoran las áreas verdes, pues les genera distracción visual. “Las áreas verdes permiten ver algo distinto a ver un edificio de puro cemento. Le da vida al proyecto y lo ven como un valor agregado”, detalla.
Pero esta tendencia no solo se da en proyectos residenciales. “En los ambientes con vegetación natural la gente es 15% más productiva, pues el nivel de productividad también está relacionado a cuánto disfrutan el espacio donde están trabajando”, comenta Giorgio Dellepiane, director de Eddico, empresa de arquitectura, diseño e implementación de oficinas.
El especialista afirma que el objetivo es proporcionar comodidad. “Hay una disociación entre lo que es la casa y el trabajo: la casa es donde me provoca estar todo el día, y el trabajo es aquel lugar al que llego el lunes y ya quiero que sea viernes. Entonces, la oficina tiene que tener ciertos elementos para que te sientas cómodo como en casa”, afirma.

—Entre macetas y hojas—
Las alternativas de áreas verdes dependen del tipo de proyecto y el público al que está dirigido. 
“Para proyectos de vivienda masivos, se usan los biohuertos o parques internos. Para proyectos residenciales de menor escala, se pueden usar los techos verdes; no solo por un valor estético, sino para darle mayor calidad de vida al propietario y aprovechar más los espacios del edificio”, detalla López Vecino.
“En una oficina funcionan muy bien los jardines verticales, que al final terminan siendo un cuadro de plantas. Funciona muy bien con temas de imagen de la empresa, ya no solo hacia el equipo de trabajo sino a los visitantes, pues indica que se trata de una empresa con conciencia ecológica”, explica Dellepiane.
 Al respecto, Laurie anota que si se van a hacer jardines verticales es mucho mejor definirlo al inicio del proyecto, así se puede dejar todo listo para su instalación, el punto de agua, el punto de luz y el drenaje. 
Para el caso de los techos verdes, la especialista señala que hay que evaluar previamente la carga que va a tener (tierra, plantas y agua de riego) para que este peso esté considerado en el cálculo de las estructuras del edificio. “También es superimportante la impermeabilización, considerar las pendientes y la cantidad de drenajes adecuados según el tamaño del área verde, así como la accesibilidad para dar mantenimiento a las plantas”, agrega. 

TAGS RELACIONADOS