¿Está por llegar un mundo sin publicidad en la web?
¿Está por llegar un mundo sin publicidad en la web?

(Bloomberg) El de no se ha visto demasiado afectado por el reciente plantel de bloqueadores de anuncios, dijo Lord en una entrevista antes de la fiesta de AOL en la Ad Week este lunes.

La tendencia probablemente obligue, no obstante, a las empresas de medios a ofrecer versiones paralelas de sus servicios, dijo. Algunos clientes no pagarán pero verán anuncios selectivos; otros pagarán una cuota de suscripción para evitar la publicidad.

Lord predice una lucha a corto plazo entre los editores online y las empresas de bloqueo de publicidad en la cual los editores retendrán el contenido de personas que utilicen bloqueadores de anuncios. Al mismo tiempo, empresas que han producido tradicionalmente contenido financiado por la publicidad –AOL incluida- se volcarán cada vez más a las suscripciones.

Sigue a Portafolio también en 

“Dado que las conductas de los consumidores cambian, debemos intervenir en los dos modelos”, dijo Lord. “El jurado todavía no ha dictaminado dónde vamos a aterrizar, pero en definitiva los consumidores deberán elegir”.

GRAN CAMBIO

Esto representaría un gran cambio para AOL, que es propietario de The Huffington Post, dirige el nuevo servicio de video móvil Go90 de Verizon y acaba de anunciar que está trabajando con el rapero Snoop Dogg para hacer un Reality online sobre su equipo juvenil de fútbol americano. La compañía cuenta con la publicidad para sostener todas estas empresas, salvo para su servicio de Internet por marcación curiosamente resistente.

Lord no es el único que analiza un mundo donde los consumidores rechacen totalmente la publicidad. En la fiesta de AOL, sobre las mesas había pilas de ejemplares de un número de Advertising Age donde aparecía un Times Square a oscuras en la tapa. En el interior, Simon Dumenco, editor general de la revista, había planteado una hipótesis apocalíptica que sobrevendría si la publicidad llegara a desaparecer.

“Imagine lo que llamamos, en un experimento perverso pero oportunamente pensado, Un Mundo sin Publicidad”, escribió. “Piénselo como una carta de amor al sector, que ha mantenido las luces encendidas en un montón de lugares que amamos”.

El artículo se propone calcular cuánto costarían ciertos servicios si las empresas que los brindan tuvieran que depender exclusivamente de las tarifas de suscripción. Para reemplazar los US$148 millones que gana en ingresos publicitarios trimestrales, calcula Ad Age, The New York Times debería elevar su suscripción digital más barata desde los US$195 anuales en este momento hasta US$335 anuales, sin perder ningún suscriptor. Buzzfeed desaparecería instantáneamente. 

TAGS RELACIONADOS