La minera Volcan ahora cuenta con la calificación B1. (Foto: Reuters)
La minera Volcan ahora cuenta con la calificación B1. (Foto: Reuters)
Redacción EC

La calificadora de riesgo redujo la calificación de Compañía Minera S.A.A. y Subsidiarias desde “Ba2” a “B1”, por su débil rentabilidad y liquidez, así como su creciente deuda a corto plazo.

“La reducción a B1 refleja el debilitamiento de la posición de liquidez de Volcan, combinado con la débil rentabilidad y perfil financiero de la compañía, en un tiempo de elevada presión sobre los precios de los metales básicos”, señaló Moody’s en un comunicado remitido a la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV).

La calificadora observó un flujo de caja libre limitado para la minera, además de una deuda de US$535 millones en bonos, que alcanzarán su madurez en febrero de 2022.

Además, acusó un balance de caja bajo de US$ 34 millones a fin de 2019. Estos elementos, sumados a los efectos del coronavirus sobre los precios de los metales básicos, repercutieron en la nueva evaluación de Volcan.

“Considerando los efectos del coronavirus, Moody’s anticipa que los precios de los commodities permanezcan en los mínimos actuales hasta el fin del segundo trimestre de 2020, recuperándose solo gradualmente, lo cual continuará presionando los ingresos de Volcan”, señaló la empresa.

Este panorama deriva en una presión continua en los ingresos de la minera hacia los siguientes trimestres y potenciales retrasos en los planes que ejecute para mitigar el mal desempeño.

Al respecto, Moody’s recomendó optimizar la liquidez de Volcan, a través de potenciales ventas de activos y otras transacciones, así como reducir su dependencia en la deuda de corto plazo.

Para elevar su rating, la calificadora requiere que Volcan reporte un margen de EBIT (beneficio antes de intereses e impuestos) sobre 10%. Además, una deuda total ajustada sobre el EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) por debajo de 3.5x durante un período sostenido.

En contraste, su calificación podría bajar nuevamente si Volcan fracasa en optimizar materialmente su liquidez en los próximos trimestres, reduciendo sus niveles de deuda a corto plazo y resolviendo la madurez de sus bonos en 2022.