Petro-Perú y GeoPark se asociarían para explotar el lote 64
Petro-Perú y GeoPark se asociarían para explotar el lote 64

España celebra la caída del precio del petróleo, combustible que, como el Perú, mayoritariamente importa, solo que en su caso, los consumidores (empresas y ciudadanos en general) sí se benefician.

Según el diario El País, el año pasado la factura energética se encogió 30% y se estima que por cada caída del 10% en el precio del petróleo, el PBI añade un crecimiento de entre 0,1% y el 0,15%.

BBVA indica que con una caída del 30% en el precio del petróleo—la estimada para 2016—, el repunte en el PIB debería ser de un 1% en el primer año y del 1,5% en el segundo.

José Domingo Roselló, del Instituto Flores de Lemus, calcula por su parte que esta reducción del 30% liberará más de 4.300 millones de euros que de otro modo se gastarían en carburante, y añadirá cuatro décimas de crecimiento.

En el Perú, el traslado de esta reducción del petróleo a menores costos de energía no es muy rápido debido a los contratos firmados con las empresas de energía que le dan un significativo peso a la evolución del dólar. Como el tipo de cambio se ha devaluado más de un 12%, las tarifas de energía eléctrica más bien han subido.

Una explicación similar se plantea en el caso de los combustibles: en el Perú, la devaluación no permite una mayor reducción de los precios.

TAGS RELACIONADOS