Peugeot vende club de fútbol francés a firma china en riesgo
Peugeot vende club de fútbol francés a firma china en riesgo

(Bloomberg). La compañía  que compró al club de  francés Sochaux-Montbéliard nunca se vio como una gran opción cuando la automotriz Peugeot SA vendió el equipo en 2015 después de ser su propietario durante 87 años.

El comprador es un fabricante de iluminación LED, que también administró una propiedad para el Ejército Popular de Liberación en Shanghái – calificaciones no muy adecuadas para revivir un equipo que intenta insertarse nuevamente en la principal liga de Francia tras haber sido relegado hace dos años.

Ahora, Li Wing Sang, presidente de Pro Technology Development Ltd., empresa que cotiza en la bolsa de Hong Kong, se encuentra en medio de procedimientos de bancarrota. El precio de las acciones de la empresa ha caído un 92 por ciento desde el ataque de un vendedor en corto al descubierto en julio, cerrando la jornada bursátil del viernes con un precio de 0,17 dólares hongkoneses (US$0,2) por acción, una pérdida de más de US$1.700 millones en términos de valor de mercado. En agosto, una corte de Hong Kong congeló algunos activos de Li, según Tech Pro, que dijo que los temas personales del presidente no afectaron a la compañía.

“No entendemos la decisión de Peugeot de vender el club a este inversor”, dijo Fabrice Lefevre, presidente de una de las asociaciones de seguidores del equipo francés. “Nos tomó sólo unas horas y unos cuanto clics en la web para encontrar suficientes cosas malas como para hacernos dudar fuertemente de esta venta”.

La historia de la ciudad industrial de Montbéliard, ubicada en el este de Francia, evidencia el riesgo de que una ola de inversiones chinas en el fútbol europeo – incluyendo más de US$2.000 millones en acuerdos concretados o planificados desde 2015 -- podría atraer compradores de dudosas credenciales.

Los  chinos han acordado comprar algunos equipos, entre ellos el AC Milán y el Inter de Milán, el Aston Villa de Inglaterra, y el RCD Español, obviamente de España, y comprar participaciones minoritarias en el Manchester City y el Atlético de Madrid. Todos estos equipos, excepto el Aston Villa, juegan en las principales divisiones de sus respectivos países.

Los aficionados no son los únicos que cuestionan a Tech Pro y su compra del equipo por un valor de 7 millones de euros (US$7,8 millones). En septiembre de 2015, David Webb, un accionista activista y antiguo miembro de la junta directiva que opera la bolsa de Hong Kong, dijo que Tech Pro era una “burbuja bursátil”. Este año, dos vendedores al descubierto fueron tras la firma.

La verdad, es que “no tiene mucho sentido” que una empresa que se dedica a los LED y que solo pierde dinero “compre un equipo de fútbol francés que también pierde dinero”, dijo a Bloomberg Television en agosto, Dan David, cofundador de la firma de investigación GeoInvesting LLC con sede en Pensilvania, que invierte en las acciones que se negocian en Hong Kong.

Previamente, Glaucus Research Group dijo que la empresa – “una acumulación de negocios no relacionados” – había exagerado sus beneficios e inflado el precio de las adquisiciones. Tech Pro, negó las acusaciones “enérgicamente”.

TAGS RELACIONADOS