PPK siete años atrás: "No sé si mis ideas tengan eco popular"
PPK siete años atrás: "No sé si mis ideas tengan eco popular"

En esta entrevista publicada el 26 de diciembre del 2009, el actual presidente de la República, Pedro Pablo , planteaba lo que le gustaría hacer si fuera presidente.

Kuczynski concedió la entrevista en su casa para analizar el impacto de la crisis internacional que empezó en 2008 en la economía peruana, pero la conversación derivó continuamente hacia lo político. En ese momento, todavía no había anunciado que postularía a la Presidencia en 2011, aunque ya se barajaba la posibilidad. Buena parte de sus ideas de entonces son las mismas que ha anunciado aplicará durante su mandato, siete años después, y por eso resulta interesante conocer lo que pensaba entonces.

"No sé si mis ideas tengan eco popular" es el titular que quedó en la entrevista de El Comercio que aquí repetimos:

Por: Juan Vargas Sánchez

No es un secreto que uno de los economistas más respetados del país quiere ser el próximo presidente de la República. Lo hace con ideas claras sobre lo que quiere hacer y con una transparencia casi inaudita en la política peruana que hace ocioso preguntarle si será candidato.

¿Cómo calificaría el comportamiento del Gobierno frente a la crisis (internacional del 2008-2009)?

Yo diría que el Gobierno ha enfrentado la crisis bien. Al principio la subestimó y no se dieron cuenta de que había un nivel de inventarios altísimo que hizo que la caída fuera mayor. La otra cosa mala es que se perdió la mitad del 2008 luchando contra un enemigo que no lo era: se combatía la inflación cuando el enemigo era la recesión. Con todo, salimos más o menos bien parados.

¿Se hicieron bien las cosas o tuvimos suerte de que los precios de los minerales volvieron a subir?

Una combinación de las dos cosas. Yo creo que el programa de inversión pública se aceleró en la segunda mitad del 2009 y eso coincidió con la recuperación de los metales. La otra cosa que nos salvó fue el oro que nunca bajó.

¿Qué lección nos deja la crisis?

La primera es que nuestro sistema tributario es frágil. La recaudación ha caído bastante y eso se debe a la informalidad de la economía. Formalizar es una prioridad tremenda. La segunda lección está referida al tema cambiario. Seguimos confiando en el libre mercado, pero lamentablemente China, el primer exportador industrial del mundo, tiene su moneda anclada al dólar. Si nuestra moneda se sigue revaluando, eso nos va a matar.

Dijo que no hay estadísticas de inventarios. Además el resto de las estadísticas son malas. ¿Cómo hace un ministro para diseñar política? ¿Adivina?

Hay que hablar con mucha gente. Yo cuando era ministro tenía un consejo asesor de 10 a 12 personas de diversas ramas. No lo nombre oficialmente porque si no todos se ponen celosos. Era un grupo oficioso con el que me reunía cada mes y era muy buena fuente de información.

¿Para lo bueno y para lo malo, en el Estado hay que trabajar detrás de las cortinas?

Es que el Estado Peruano está en evolución. Por ahora es bastante primitivo.

Dionisio Romero dijo que antes los empresarios pasaban más tiempo con los funcionarios estatales que trabajando. ¿Esto ha cambiado mucho?

No, pues, es una debilidad. Para corregirlo necesitamos un servicio civil competitivo y bien remunerado. Pero hasta ahora la tendencia ha sido reducir los sueldos y la calidad ha bajado.

Ahí compartimos culpas periodistas y economistas que criticamos cualquier intento de aumentar salarios públicos...

Año tras año colocamos en los presupuestos la prohibición de contratar, de aumentos. Sin embargo, hay leyes que se dieron en el gobierno de Toledo que si se aplicaran permitirían mejorar los sueldos, uniformizar los regímenes de contratación, crear la escuela superior de administración pública. Todo eso está en el papel, solo hay que implementarlo.

La falta de personal y su baja calidad es una de las razones por las cuales la inversión pública no avanza.

Así es, y además los gobiernos regionales y municipales están limitados por algunos requisitos legales equivocados, como el que dice que el canon solo puede usarse en infraestructura y estudios técnicos. Hacen una carretera pero no pueden darle mantenimiento. Hay que hacer un cambio radical de la ley del canon.

¿Por qué cosas como estas, tan de sentido común, se dejan pasar y no se cambian?

No sé, yo creo que porque no hay una visión de largo plazo. Se piensa que 5 años es la cumbre de todo, cuando en realidad hay que mirar a 10 o 15 años. Yo he planteado tener metas de reducción de la pobreza, educación e infraestructura para el 2021, cuando se celebra el bicentenario de la independencia. Pero el 2021 es casi pasado mañana, queda poco tiempo.

Quiere acelerar las cosas...

Yo quiero acelerar las cosas, pero no sé si este tipo de planteamientos míos tenga eco popular, de repente tienen un poquito. Ahora lo que le interesa a la gente de los grandes sectores E y D, que son el 60% de la votación, son dos cosas: trabajo y seguridad. En trabajo se ha avanzado aunque todavía es trabajo informal y en seguridad parece que estamos dando marcha atrás. Allí hay que hacer cambios drásticos. Ese sistema de la policía en que un día se trabaja y el otro se está de franco debe ser cambiado. Además, el personal está mal distribuido. Hay que reestructurar todo, pero cómo se va a hacer si en los últimos dos gobiernos ha habido 11 ministros del Interior.

Y con Mercedes Aráoz ya van 4 ministros de Economía. ¿Qué opina sobre este cambio?

Yo creo que es una economista muy preparada, con experiencia en el Gobierno. El tema es si podrá resistir las presiones que vienen del Congreso y del presidente. Estoy seguro de que ella lo tratará de hacer, pero necesita un buen equipo y una buena articulación con el Congreso.

La ministra podría tener interés político. ¿Eso afectaría su trabajo en el MEF?

Ella es una persona muy bien vista, pero el MEF no es un lugar para tratar de ganar popularidad.

Una de las pocas cosas estables ha sido el manejo económico...

Los críticos dicen que esta es la línea neoliberal y por consiguiente es mala, pero se olvidan de que a pesar de todo y con muchos defectos, la pobreza ha ido bajando, la mortalidad infantil también, la educación, mal que bien, ha ido mejorando. O sea, se ha progresado. El problema es la contradicción entre ser grado de inversión y ser un país con 36% de la población hiperpobre.

O con más del 60% que no tiene agua potable...

Por eso yo tengo mi ONG, para hacer bulla sobre el tema del agua. Estamos lanzando en Arequipa un programa que se llama Perú 5.000, en el cual capacitamos a jóvenes universitarios para que vayan a 109 municipios y regresen con tres perfiles de proyectos. Lo que me da gusto es que cuando el SNIP se enteró de lo que estamos haciendo, nos ha mandado profesores, "snipes", para que enseñen cómo preparar un proyecto. Estoy entusiasmado (PPK sale y regresa con un polo de Perú 5.000).

Empezó en el temido sur...

Empecé por Arequipa porque tenía buen contacto universitario allí y porque Cerro Verde nos dijo que apoyaría con algunos costos. Luego vamos a ir a Pasco, Junín y Piura. Eso nos da buena diversidad.

Lo hace con olfato político.

Todo el mundo dice: olvídense del sur, pero si uno va a Arequipa ve que hay progreso.

Hay la idea de que los votos allí están contra el modelo.

Puede ser, pero si uno habla con los chicos de la universidad, uno nota un tremendo entusiasmo por lo que está pasando en el país, por el futuro, sea universidad privada o nacional.

Usted tiene mucha cercanía con el sector minero, se dice que hace lobby para ellos... ¿esta cercanía políticamente será mal vista?

Bueno, pero nadie les está pidiendo apoyo para una candidatura.

Todavía...

La minería es la segunda fuente tributaria del país, es la principal fuente de divisas, son ellos los que tienen el dinero para financiar cualquier proyecto. Y la minería seguirá siendo importante. Gracias a China e India, estamos en víspera de un gran auge de las materias primas. Vamos a tener la mejor bonanza de la historia y lo que no debemos hacer es repetir la era del guano o de los nitratos, sino combinar este auge con buena educación, infraestructura y tecnificación. Si lo hacemos, pegamos el gran salto adelante.

¿Trabaja el gobierno actual para aprovechar ese auge?

Yo diría que el gobierno trabaja bien. ¿Dónde están los defectos? Uno es la calidad de la administración. Creo que fue un grave error reducir los sueldos.

Desde el punto de vista político, no es bueno que alabe al posible antecesor a menos que quiera captar su simpatía.

Yo no estoy tratando de agradar a nadie, creo que hay que ser objetivo. La oposición debe decir lo que está mal y reconocer lo bueno.

¿Cree que la tendencia económica es irreversible?

Yo creo que sí. Y se está viendo en el panorama electoral. Salvo uno, todos los candidatos importantes están mas o menos con este sistema de crecimiento económico. Hay cosas en las que insistir, como masificar el agua potable, la electricidad, carreteras. Si yo fuera gobierno tendría una meta: Las capitales de provincia tienen que tener un vínculo asfaltado con el resto del país. Son 194 capitales provinciales, por lo menos 180 deberían estar conectadas.

¿Se necesita a PPK en la presidencia para hacer todo eso?

No sé. Yo armaría un buen equipo, bajaría un poco el tono político y tendría una administración mucho más dedicada a trabajar.

¿Cuál es su debilidad (como aspirante a la Presidencia)?

Es la imagen que me han creado de que soy un derechista, lo que es mentira. Aunque soy muy simpático, quizás tenga una personalidad un poquito tiesa, un poco principista; y bueno, que yo no estoy del todo en la política.

Y el apellido, aunque Rolando Arellano ha dicho que usted es más cholo que muchos...

Si nos paseamos por la sierra todos tienen nombres gringos. Pero Kuczynski en quechua es como chanchito (ja, ja), así que prefiero usar PPK.

TAGS RELACIONADOS