Pros y contras de Breña como destino inmobiliario
Pros y contras de Breña como destino inmobiliario
María Rosa Villalobos

Editora de Economía y Día 1

maria.villalobos@comercio.com.pe

Para las , representa una excelente oportunidad de negocio, pues existen terrenos ya urbanizados a bajo precio, asegura Eduardo González-Prada, gerente de Producto Urbania. Sin embargo, continúa el ejecutivo, aunque existen distritos con precios más accesibles como San Martín de Porres (SMP) y el Rímac, el valor de Breña es menor al de Jesús María, Lima Cercado, Pueblo Libre y Lince, distritos que cuentan con más servicios y comercios.


“Es posible vivir en Breña y disfrutar de las bondades de otros distritos a pocas cuadras, pagando un costo menor por metro cuadrado y tributos municipales”, afirma Miguel Deustua, gerente de Finanzas de Grupo T&C. Su cercanía al centro, indica también Martín López Proaño, gerente general de Imagina Grupo Inmobiliario, hace que Breña sea atractiva para personas que viven en Lima Norte que quieren estar más cerca de sus centros de trabajo. “Mucha gente que reside en Breña trabaja a su vez en el Centro de Lima y puede acceder rápidamente a avenidas como Brasil, Arica y Bolivia”, agrega Deustua. 

Mirando al futuro
“La mayoría de los inmuebles en este distrito apunta a créditos del Fondo Mivivienda”, explica González-Prada. Agrega que Breña está migrando de industrial a residencial. “En Urbania hay registrados nueve proyectos [en ese distrito], y sé que van a ingresar cinco más”. Para continuar con su desarrollo, López Proaño destacó que sería provechoso que se promueva la construcción de edificios más altos en terrenos de 1.000 m2 o más. Asimismo, refirió que los usos mixtos podrían ser una solución interesante, pues Breña cuenta con varias avenidas de carácter comercial. Sin embargo, para Deustua, está orientada, actualmente, a viviendas para familias con hijos. 

Añade que la coexistencia de viviendas y oficinas representa un desafío en el momento de lograr una administración del activo a futuro. “Este distrito ha logrado combatir la inseguridad y ordenar su crecimiento urbano. Eso no solo atrajo a desarrolladores inmobiliarios, sino que permitió que hoy el distrito cuente con un centro comercial. [No obstante] Hacen falta más áreas verdes y lugares donde las personas puedan integrarse en comunidad”, concluye López Proaño.

TAGS RELACIONADOS