(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Para el Rally Dakar 2019, que se realizó al 100% en suelo peruano y tuvo una duración de 10 etapas, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo () estimó que el impacto económico para el país sería de US$60 millones, cifra superior en 50% a la registrada en la edición 2018, cuando se compartió la organización del evento junto a Bolivia y Argentina, y se abarcaron solo seis paradas.

Raúl Rosales, director de la carrera de Administración y Negocios del Deporte de la UPC, refiere que los ingresos que debería dejar el evento, por lo menos, tendrían que doblar los US$40,5 millones percibidos en la edición 2018, ya que los gastos se concentraron totalmente en el país.




En esta línea, Luis Carrillo, managing director de Live Media, menciona que si bien los ingresos que percibe el país son superiores a la inversión realizada para su organización (US$11 millones aproximadamente), no se estaría generando el impacto esperado. En este sentido, cabe mencionar que el impacto económico del 2019 y del 2018 son inferiores a los US$70,9 millones y US$278 millones, registrados en el 2012 y 2013, respectivamente, donde se tuvieron como máximo cuatro etapas.

Para Carrillo, estos resultados se deberían a que el Perú tiene poca afición por el automovilismo. A pesar del importante márketing del evento, no se logra movilizar a los peruanos. “Es un gran evento, pero hay otros deportes más importantes que merecen estas inversiones”, indica.

EN LOS OJOS DEL MUNDO
El Rally Dakar brinda 1.200 horas televisadas y una exposición a 190 países. Esto sin contar el alcance que se logra a través de redes sociales y otros medios, según señala Gianfranco Esposito, director ejecutivo de Recreum, agencia comercial de ASO en el Perú.

Para Luis Carrillo, el impacto publicitario de este año debería ser mucho mayor que en ediciones anteriores. No obstante, el titular del Mincetur, Edgar Vásquez, señaló, semanas atrás, que estos ingresos serían por US$200 millones, cifra por debajo de los US$450 millones registrados en el 2012, edición donde se alcanzó el pico más alto de este indicador.

Sin embargo, para Eduardo Flores, director general de Toque Fino-Márketing Deportivo, la marca Perú sigue posicionándose como una gran beneficiada, con lo que el país podrá recibir otros eventos que sigan sumando a la economía.

TAGS RELACIONADOS