Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Negocios

Restricciones a Uber en España perjudican a los desempleados

Muchos de esos conductores son personas de mediana edad cuyas vidas laborales se vieron truncadas por una recesión de cinco años que llevó la tasa de desempleo a un pico de 27% en 2013

Uber

Hoy se debate en el Pleno la propuesta para regular los aplicativos de taxi. (Foto: AFP)

Las medidas tomadas por el Gobierno socialista español contra el crecimiento de las aplicaciones de transporte urbano como Uber y Cabify podrían perjudicar a quienes el Gobierno afirma querer ayudar: trabajadores de mediana edad que están desempleados hace mucho tiempo.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, anunció el viernes nuevas reglas que obligan a los titulares de licencias de servicios de coches como Uber a obtener otro permiso de las autoridades locales para operar en áreas urbanas. El objetivo es abordar las tensiones entre los taxistas y los conductores que usan la aplicación de transporte compartido estableciendo las mismas reglas para ambos, dijo Ábalos.

Las reglas más estrictas son la salva de España en una batalla que se libra en ciudades de todo el mundo entre firmas como Uber, con sede en San Francisco, y entes reguladores por servicios que según las compañías de taxis amenazan su existencia. Las empresas de transporte urbano que utilizan esas aplicaciones afirman que el Gobierno está cediendo a las exigencias de los lobbies de taxis y perjudicando a los conductores independientes, la mayoría de los cuales no pueden volver al mercado laboral.

Este verano boreal, los taxistas bloquearon las calles de Madrid y Barcelona con una ola de protestas contra la propagación de las aplicaciones de transporte particular.

"Es una locura que partidos como los socialistas, que históricamente han protegido los derechos de los trabajadores, ahora respalden a las compañías de taxis", dijo en entrevista desde Madrid Eduardo Martin, director de Unauto, la mayor asociación que representa los servicios de transporte urbano. "El sector de los taxis está presionando al Gobierno para que elimine a un competidor directo".

TAXISTAS FURIOSOS
Los taxistas españoles están furiosos por el aumento en el número de autos que operan con aplicaciones de transporte particular, que ahora atienden a 6 millones de clientes en España.

El número de licencias de taxis se ha mantenido estable en los últimos 20 años, en aproximadamente 70.000, según AFI, una consultora con sede en Madrid. En cambio, las llamadas licencias VTC para automóviles con chofer que usan aplicaciones de compañías como Uber van camino de aumentar desde alrededor de 11.000 ahora hasta 18.000 para cerca de 2020.

Muchos de esos conductores son personas de mediana edad cuyas vidas laborales se vieron truncadas por una recesión de cinco años que llevó la tasa de desempleo a un pico de 27% en 2013.

"El perfil más frecuente del nuevo chófer de transporte urbano ha estado desempleado mucho tiempo y tiene más de 50 años; para esas personas, este trabajo representa una oportunidad única para reincorporarse al mundo laboral", reza un informe preparado por Unauto. 

En un gesto dirigido a los conductores y propietarios de los VTC, el Gobierno permitirá un período de transición de cuatro años para que la regulación más estricta entre en vigor. Pasado ese tiempo, los automóviles deberán tener el permiso nuevo correspondiente para poder conducir en las ciudades.

"La aprobación del decreto es algo positivo: las reglas y las leyes no son algo malo", dijo Jesús Fernández, vocero de Antaxi, una asociación nacional que afirma representar el 40 por ciento de los taxis españoles. "Las empresas de transporte particular deben estar reguladas si pretenden ofrecer el mismo servicio que los taxis".

Tags Relacionados:

Uber

España

Aplicativos de taxi

Cabify

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada