Señala que el cierre de gimnasios afecta a más de 20 mil profesionales del deporte y sus familias.
Señala que el cierre de gimnasios afecta a más de 20 mil profesionales del deporte y sus familias.
Leslie Salas Oblitas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El vía crucis continúa para los y los centros fitness. Esta actividad aún no ha obtenido luz verde para el reinicio de sus operaciones, aumentando aún más el malestar, la incertidumbre y la desesperanza en este sector.

MIRA: Restaurantes afiliados a delivery por aplicativo tendrán facilidades para acceder a préstamos

“Entendemos que la crisis política y los cambios en el Ejecutivo hayan dilatado la toma de decisiones, pero ya estamos diciembre y el Consejo de Ministros no autoriza que abran los gimnasios, lo cual nos parece una discriminación”, enfatiza Luis Lobato Reátegui, gerente general de Smart Fit Perú.

El cierre de los gimnasios ha generado a la fecha pérdidas que oscilan entre los US$ 150 millones y US$ 165 millones en los casi nueve meses que están a puertas cerradas. “Están exterminando esta industria por la falta de definición y de determinación, en julio el 20% de gimnasios cerró, hoy el 50% ha desaparecido. No tenemos ingresos, pero debemos seguir pagando alquiler de locales, servicios, impuestos, planillas, entre otros conceptos”, asegura.

Afirma que solo están sobreviviendo las cadenas y las empresas con espaldas financieras, “pero ¿por cuánto tiempo más será?, no hay espalda financiera infinita”, afirma el ejecutivo.

Esta situación, señala que también ha afectado a más de 20 mil profesionales del deporte y sus familias. Muchos de los trabajadores, entrenadores y preparadores físicos se mantienen en suspensión perfecta, algunos regresaron porque se esperaba el reinicio en meses pasados y otros simplemente han decidido migrar a otros sectores, comenta.

Estamos tratando de dialogar con la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, y con la premier, Violeta Bermúdez, para que se nos dé respuesta de por qué se está dilatando esta autorización y para ser considerados en la agenda del Consejo de Ministros”, informa.

PARTE DE LA SOLUCIÓN

Lobato Reátegui opina que los gimnasios son aliados y parte de la solución en esta pandemia; no obstante, esto no se está tomando en cuenta.

Hay estudios en el mundo que demuestran el bajo número de contagios en personas que asisten a gimnasios y el beneficio de hacer ejercicio ante el COVID-19. Los gimnasios no son focos de infección, si se siguen los protocolos adecuados”, precisa.

Así, destaca que el centro de investigación THINK Active de EuropeActive -que analizó datos de gimnasios en varios países de Europa- determinó que la tasa de infección registrada en los gimnasios de Europa se sitúa en solo 0,78 por cada 100.000 visitas.

Sostiene que en Smart Fit, con gimnasios en diferentes países de la región, no han detectado a la fecha ningún caso de coronavirus desde su reapertura.

Recuerda que el cierre también ha afectado la salud física y mental de un millón de usuarios de gimnasios, quienes no han podido realizar actividad física de manera regular y prescrita por profesionales del entrenamiento. El Gremio de Gimnasios del Perú -conformado por las principales cadenas, entre las que se encuentran Smart Fit, Bodytech y Sportlife- señala que ya tiene implementado los protocolos de bioseguridad en todas sus sedes, como el uso obligatorio de mascarilla, toma de temperatura, medidas de desinfección permanente, distanciamiento mínimo entre personas, lavado frecuente de manos y se encuentra listo para el momento en que se dé la reapertura.