Módulos Temas Día

Más en Negocios

Sudamericana 2019: Qué ganaría Lima siendo sede de la final del torneo

El pasado martes, la Conmebol oficializó que la capital del Perú será la sede de la final única del segundo torneo más importante del continente. Expertos comentan los beneficios de la decisión

Estadio Nacional

Aún no se define; sin embargo, el Estadio Nacional sería el reciento que reciba la final del torneo. (Foto: El Comercio)

El martes pasado un vídeo promocional publicado por la Conmebol oficializó a Lima como la sede de la final única de la Copa Sudamericana del 2019. Así, la capital del Perú recibirá el partido definitorio del segundo torneo más importante de la región.

Chile, por su parte, fue elegida la ciudad para recibir el partido final de la Copa Libertadores en su edición del próximo año. Todo esto tras admitirse el cambio de formato para el partido donde se define al campeón de los torneos continentales de fútbol en Sudamérica.

Cabe resaltar que la última vez que el país fue testigo y recibió la final de un campeonato de este tipo fue en el 2003, año en el que Cienciano del Cusco logró alzar la Copa Sudamericana en el Estadio UNSA de Arequipa.

En este sentido, El Comercio se comunicó con expertos en temas comerciales para conocer qué es lo gana la capital del país siendo sede del segundo campeonato más importante de Sudamérica. 

UN DESAFÍO PARA LIMA (Y EL PERÚ)

Eduardo Flores, Director General de Toque Fino Marketing Deportivo, menciona que esta oportunidad que tendrá Lima debe ser tomada como un desafío y, a la vez, valorada como una gran vitrina para poder también recibir, posteriormente, la final del torneo más importante de la región: la Copa Libertadores.

Un modelo de ejemplo al cual debe aspirar la ciudad es al marco que se observa cuando se juega la final de la Champions League, evento que también se define a partido único. Debido al evento, por un día, el lugar se convierte en un gran foco comercial.

Producto de ello, las oportunidades para explotar que se abran recaerán en sectores como el turístico, gastronómico, hotelero, comercial, entre otros. De estos, el primero es el que podría sacar un mayor provecho.

Teniendo en cuenta que la final se disputará entre semana (la Conmebol lo fija así), Flores comenta que las agencias turísticas podrían crear paquetes que incluyan el partido y la visita a un atractivo turístico cerca de Lima que esté programada para el fin de semana. De esta forma se estaría generando un valor extra al evento.

El ejecutivo agrega que el sector comercio también despertaría mediante el merchandising y la venta de souvenir y otros. La idea de hacer un "fan fest" también calzaría de buena forma. "Es cuestión de organizarse y demostrar lo que Lima puede brindar, ya que esa final no es un partido más del montón".

Champions League

Un modelo de ejemplo al cual debe aspirar la ciudad es a imitar el marco que se observa cuando se juega la final de la Champions League. (Foto: Reuters)

Refiere que las oportunidades que encuentra para fortalecer están en materia de seguridad, ya que la capital podría recibir a dos barras contrarias como podría ser la de un equipo argentino contra un brasileño o la que enfrente a dos rivales de un mismo país.

"Las autoridades deben dar las garantías, ya que eventos como este tienen un gran valor. Un mínimo detalle (como un robo) tendrá fuerte efectos y tirará todo al tacho", asegura.

CONSTRUYENDO A LIMA COMO UNA MARCA

En tanto, Gianfranco Esposito, Director Ejecutivo de la agencia Recreum, menciona que los principales beneficios que se perciba tras ser la sede de la final de la Copa Sudamericana se verán en el sector turismo y en la construcción de Lima como una marca.

"El turista deportivo buscará asistir al evento, participar de actividades que ocurran en la ciudad e inclusive visitar sitios icónicos de Lima. Esto incrementará los beneficios económicos de la ciudad", explica.

Esposito comenta que Lima también ganará utilización de infraestructura deportiva, esto teniendo en cuenta que la remodelación del Estadio Nacional costó US$100 millones, aproximadamente; y en la creación de capital social, ya que ser sede de este tipo de eventos creará relaciones de confianza y obligación mutua entre los peruanos.

Estadio Nacional

Esposito comenta que Lima también ganará utilización de infraestructura deportiva, esto teniendo en cuenta que la remodelación del Estadio Nacional costó US$100 millones, aproximadamente. (Foto: El Comercio)

Sin embargo, el Director Ejecutivo de Recreum señala que para la licitación de estos eventos se debe usar una estrategia de "portafolio de eventos". El gasto que se realizará por parte del Estado para la realización de los eventos será millonario y, por ello, la mejor opción será balancear estas inversiones.

Por otro lado, a diferencia de la última vez que el país recibió una final de fútbol internacional, el Estadio Nacional (posible recinto donde se juegue el partido) en visto con buenos ojos por ambos expertos en lo que concierne a la infraestrucura para el desarrollo del partido mismo.

Y por último, tanto Esposito como Flores concuerdan en que este evento -sumado al Rally Dakar, los Panamericanos y Parapanamericanos y el Mundial Sub-17 de fútbol, que también se realizarán el próximo año- pondrán a Perú y sus ciudades en los ojos del mundo y ayudarán en su construcción como una marca.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada