Claro y Movistar fueron condenadas a pagar a Colombia por uso de infraestructura móvil.
Claro y Movistar fueron condenadas a pagar a Colombia por uso de infraestructura móvil.

Tal como habían anunciado los analistas del mercado, los estados financieros de los dos operadores de con mayor participación de mercado local, (América Móvil) y  fue negativo al cierre del balance para el 2018.

En sus reportes ante los inversionistas ambas compañías mostraron que la intensidad competitiva los ha afectado y originó unos menores ingresos a los reportados en el 2017 que generaron además un resultado adverso en términos de utilidades.

► 
► 
► 

América Móvil reportó que sus los ingresos de Claro fueron por S/5.253 millones, lo cual es 3,4% menos de lo logrado en el 2017 y eso conllevó una caída en las utilidades de 7% y una baja en las ganancias menos impuestos de 0,3%.

Esta baja se debió fundamentalmente a una caída de 6,6% en los ingresos por servicios móviles, una disminución de 2,4% en el número de suscriptores y una baja de 9,7% en el gasto mensual por usuario (ARPU).

El resultado adverso llegó luego de un 2017 en el que la compañía había recuperado sus ganancias y mejorado su consumo. 

SEGUNDO AÑO MALO 
En el caso de Movistar, los resultados adversos llevaron por segunda vez a ocasionar pérdidas para la empresa. En el 2018 se registraron ingresos por S/8.096 millones, lo cual es 4% menos de lo reportado en el 2017 y generaron una pérdida por S/410 millones. 

La marca ha ido experimentando una disminución en su participación de mercado móvil desde que llegaron los nuevos competidores Entel y Bitel (2014), que se tradujo primero en bajas en los ingresos y luego, desde el 2017, pérdidas.

Según su reporte, hubo una recuperación en los índices de portabilidad en algunos meses del año, pero no fue suficiente para compensar el menor gasto en recargas prepago.

SEPA MÁS: El retador Entel tampoco tuvo un buen año. Si bien elevó su base de clientes en 19% en el cuarto trimestre, no alcanzó el nivel de ingresos y de reducción de la pérdida esperada. Las ganancias menos impuestos (Ebitda) de dicho periodo fueron de -US$4,7 millones, cuando se esperaba ganar US$467 mil.