El plan de reestructuración de Universitario se aprobó en febrero del 2017 para saldar una deuda concursal que bordea los US$151 millones.
El plan de reestructuración de Universitario se aprobó en febrero del 2017 para saldar una deuda concursal que bordea los US$151 millones.
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

En un contexto de idas y venidas judiciales, , actual secretario general de —designado por la señaló que a fines de febrero se convocará a una junta de acreedores en la que se promoverá la ampliación del plan de reestructuración, que vence en ese mismo mes.

"El próximo mes, vamos a ver el tema [el plan de reestructuración]. Nosotros [Solución y Desarrollo] tenemos una estrategia, que contempla ampliar los plazos [para este plan]. Ellos ya dijeron en su declaración a El Comercio, que también van a apoyar. Ni a ellos ni a nadie le conviene liquidar a la "U", ni vender los activos", remarcó Leguía a El Comercio.

En efecto, la semana pasada, el representante legal de Gremco, José Gamarra, mostró su disposición a este Diario de ampliar los plazos de dicho plan, que se aprobó en febrero del 2017 para saldar una deuda concursal que bordea los US$151 millones.

“Hay que retomar el plan para evitar la venta de los predios. Lo cierto es que en febrero se van a modificar [los plazos]. A mí no me conviene tirar abajo el valor del club", sostuvo en su momento Gamarra.

Consultado nuevamente, dijo que mantendrán la posición de apoyar la ampliación de los plazos, toda vez que la prórroga se encuentre debidamente justificada.

En el plan de reestructuración se muestra como una de las opciones en caso de incumplimiento “aprobar modificaciones [...] que sean necesarias” o tomar cualquier medida “en tutela de los intereses de los acreedores”. (Foto: Archivo)
En el plan de reestructuración se muestra como una de las opciones en caso de incumplimiento “aprobar modificaciones [...] que sean necesarias” o tomar cualquier medida “en tutela de los intereses de los acreedores”. (Foto: Archivo)

“Sí vamos a votar [Gremco] a favor de cualquier propuesta de prórroga, pero con una que esté técnicamente sustentada. En setiembre, Leguía nos dijo que iba a ampliarla por cuatro años, pero no había sustento técnico y este es necesario para determinar el plazo. Prórroga va a haber de todas maneras, pero -otra vez- esta tiene que ser sustentada”, mencionó a El Comercio.

En el plan de reestructuración se muestra como una de las opciones en caso de incumplimiento “aprobar modificaciones [...] que sean necesarias” o tomar cualquier medida “en tutela de los intereses de los acreedores”.

Para efectuar cualquier modificación, se necesita el 66,6% de aprobación de la junta, según explicaron Gamarra y Leguía.

Cabe recordar que, según el plan de reestructuración, Gremco y Sunat, quienes son los acreedores principales de la "U", alcanzan en conjunto alrededor del 84% de los créditos.

Sin considerar una parte de los créditos de Gremco [los de capital que bordean los US$28 millones sin intereses], que se encuentran en un proceso de apelación, el nivel de participación en conjunto aún supera el 60%.

“[La ampliación de los plazos] se aprueba en Junta de Acreedores, que se realizaría en la última semana de febrero. Ahí va a tratarse este tema y por obvias razones se tiene que [dar] la ampliación, no hay otra”, remarcó Leguía.

CRÉDITOS DE PODER

A mediados de diciembre, la Quinta Sala de la Corte Superior de Lima emitió una resolución en la que dispone que vuelve a ser mayoría en la Junta de Acreedores de . Esto, mediante la validación de créditos por US$28 millones (sin considerar los intereses), que fueron reconocidos en el 2012 por el Indecopi.

Al respecto, la administración de Raúl Leguía interpuso un recurso de casación. El actual secretario del club informó que esta ya ha sido elevada a la Corte Suprema. Su expectativa es tener más novedades al respecto antes de que finalice febrero.

"En la última semana de febrero esperamos también las resoluciones que hemos apelado y que han sido elevadas a la instancia correspondiente. Estamos tranquilos esperando que se resuelva", señaló Leguía.

El estadio "Lolo Férnandez" y la sede de playa "Campomar" están considerados, al igual que el estadio Monumental, como medios para cancelar la deuda concursal de Universitario.
El estadio "Lolo Férnandez" y la sede de playa "Campomar" están considerados, al igual que el estadio Monumental, como medios para cancelar la deuda concursal de Universitario.

De acuerdo con Francisco Barrón, socio de DPP Abogados, la Corte Suprema (instancia que trata las casaciones interpuestas ante las salas) deberá pronunciarse sobre la procedencia de la apelación; es decir, analizar su validez. En caso contrario, se finalizaría el procedimiento.

Pero de superar esta etapa, la Corte recién analizará el fondo para pronunciarse posteriormente. Barrón mencionó a este Diario que cada una de estas etapas puede durar alrededor de cuatro meses.

“Lo que toca ahora es que la Corte Suprema se pronuncie sobre la procedencia [del recurso] y ahí decidirá si debe pronunciarse respeto al fondo”, explicó el abogado.

Por su parte, y en línea con la decisión de la Quinta Sala, Gamarra señaló que están a la espera de que la Comisión de Procedimientos Concursales del los autorice a publicar una convocatoria de junta de acreedores para realizar un cambio de administración.

“Hemos presentado la solicitud el 18 de diciembre al Indecopi. Estamos a la espera. El Indecopi no tiene por qué divagar sobre si procede o no esta solicitud [porque está sustentada correctamente]”, señaló el abogado.