El parque automotor del país tiene 13 años de antigüedad. (Foto: GEC)
El parque automotor del país tiene 13 años de antigüedad. (Foto: GEC)
Redacción EC

La venta de cerró el 2019 con un crecimiento de 2.42%, superando la caída de 9.32% registrada en 2018, informó la Asociación Automotriz del Perú ().

La recuperación de la venta de vehículos nuevos en el 2019 se empezó a gestar hacia mediados del año, cuando tras caer consecutivamente por varios meses, la tasa de evolución viró y entró en una senda ascendente.

Uno de los factores importantes que impulsaron el comportamiento positivo fue la reducción del Impuesto Selectivo al Consumo () a cierto segmento de vehículos, señaló el gremio.

Del mismo modo, durante el segundo semestre se observó un mejor desempeño de diversos indicadores económicos, como el empleo, ingreso y la confianza del consumidor, lo que impulsa el consumo privado y alentaron la adquisición de estos medios de transporte.

A todo ello se sumaron las condiciones atractivas para acceder a financiamiento vehicular, entre los que destacó la reducción de la tasa de interés de dicho producto.

Diciembre

En diciembre, la venta de vehículos livianos nuevos ascendió a 14,397 unidades adquiridas, un crecimiento de 40.65% con respecto a diciembre de 2018, indicó la AAP.

La adquisición de dichos vehículos (conformado por automóviles, camionetas, pick up y furgonetas, station wagon, SUV y todoterrenos) significó el mejor desempeño mensual desde julio de 2012.

Durante todo el 2019 se vendieron 151,997 vehículos livianos, con lo que se cerró el año con un crecimiento de 2.42%, y superando la caída de -9.32% registrada en el 2018. Un resultado que coloca nuevamente al sector en la senda positiva y ayuda a la renovación del parque automotor de 13 años de antigüedad promedio.

Por clase de vehículo

Por otra parte, al desagregar el portafolio de vehículos livianos vendidos durante el 2019, se observa que las SUV y todoterrenos reportaron un destacado desempeño al registrar 49,386 unidades vendidas, alcanzando un incremento de 7.37% respecto al cierre del 2018.

En el caso de las pick up y furgonetas se anotaron 22,654 unidades vendidas, con un crecimiento de 17.47%, como resultado que esta categoría que no fue gravada con el ISC al ser considerada como bien de capital, además del buen comportamiento de la inversión privada. En tanto, la venta de camionetas subió en 5.58% a 22,899 unidades.

De otro lado, en el grupo automóviles (sedan, hatchback, coupe, convertible, eléctrico), se registró 56,983 unidades vendidas, mostrando una caída de 7.12% en relación al 2018. No obstante, es importante mencionar que hasta mayo del 2019 dicho grupo mostraba una caída del 20%, y a partir de junio, tras la modificación del ISC, se apreció una marcada mejoría.