La venta de autos crecería en 2020. (Foto: GEC)
La venta de autos crecería en 2020. (Foto: GEC)
Redacción EC

La venta de crecerá alrededor del 3% en 2020, según prevé . Este resultado sería impulsado por una mayor colocación de vehículos ligeros. La venta de vehículos pesados sería similar a la de 2019.

“Esperamos que la venta de vehículos ligeros crezca alrededor del 4% durante el 2020, colocando cerca de 158,000 vehículos nuevos”, señaló el banco.

Este resultado estaría asociado al mayor dinamismo esperado de la economía local -explicándose en parte por un mayor nivel de inversión pública-, lo que incidiría en una mayor creación de empleo formal y en el incremento de los ingresos promedio, posibilitando una mayor adquisición de vehículos ligeros.

En cuanto a los vehículos pesados, la entidad bancaria espera un nivel de ventas para este año similar al de 2019, en parte debido a un menor crecimiento de la inversión privada -proyectamos que crezca 1.1% en el 2020-, reduciendo la propensión de las empresas a renovar sus unidades.

Cierre de 2019

La venta de autos nuevos creció 1.7% en el 2019 según cifras de la Asociación Automotriz del Perú (AAP), colocándose 168,647 unidades. Este sector vuelve a crecer luego de caer en el 2018, producto de cambios en el impuesto aplicado a la adquisición de autos nuevos en mayo del 2019.

Por segmentos, el crecimiento del sector fue impulsado por la mayor venta de vehículos ligeros -creciendo 2.4% en el 2019-, dada la caída en ventas del segmento de vehículos pesados -cayó 4.3%-.

“Para el presente año esperamos que el sector vuelva a crecer a una tasa superior a la alcanzada en el 2019”, añadió la entidad.

La venta de vehículos ligeros creció 2.4% en el 2019, sumando 151,997 vehículos nuevos vendidos. El resultado estuvo explicado principalmente por la reversión parcial del alza del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) aplicada desde mayo del 2019.

A ello se sumó la evolución positiva del empleo formal en el sector privado -creciendo 4.2% a noviembre del 2019- y el descenso de las tasas promedio de crédito vehicular -de 11.3% en el 2018 a 10.9% en el 2019 en moneda local-, lo cual impulsó la colocación de créditos vehiculares -creció 12.1% a noviembre del 2019, superando el -3.7% del 2018-.

Es así como la reducción del ISC a partir de mayo generó un punto de inflexión en la venta de vehículos nuevos. Esta recuperación se vio potenciada en diciembre, cuando se colocaron 14,377 unidades (+40.7%), siendo el número de vehículos nuevos vendidos más alto desde mayo del 2018.

El esfuerzo por liquidar el stock de unidades de temporadas anteriores -para dar cabida al ingreso de modelos más recientes-, impulsó el mayor volumen de ventas en el último mes del 2019, sumado a la importante adquisición de unidades tipo pick-up, por parte de instituciones públicas -las cuales serían destinadas a labores de seguridad pública y orden interno-.

En contraste, la venta de vehículos pesados cayó 4.3%, sumando 16,650 vehículos nuevos vendidos. La caída en ventas del segmento se dio luego de tres años consecutivos de incremento -el segmento no caía desde el año 2015-.

Si bien se registró un importante incremento de ventas en diciembre del 2019 -la tasa de crecimiento anual más alta desde julio del 2018-, el número colocado no puedo revertir el resultado anual.

La caída se explicó por la renovación flotas en años previos -por parte de firmas de transporte de carga pesada e inclusive por firmas de transporte de pasajeros-, y ante el menor dinamismo de la inversión privada.