"Listaremos a Viva Air, sin duda, en la Bolsa de Nueva York dentro de los próximos dos años. Probablemente tendremos una doble inclusión en Colombia también ", dijo Ryan en Quito, Ecuador, el mes pasado.
"Listaremos a Viva Air, sin duda, en la Bolsa de Nueva York dentro de los próximos dos años. Probablemente tendremos una doble inclusión en Colombia también ", dijo Ryan en Quito, Ecuador, el mes pasado.
Redacción EC

La aerolínea low cost entró al mercado aerocomercial peruano con fuerza y con una oferta más que interesante: S/59,90 por tramo hacia siete destinos del país. No obstante, en el camino la aerolínea debió retirar tres rutas y ello impactó en su meta inicial, que planteaba transportar a 700.000 pasajeros hasta mayo de 2018.

Ryan Declan, CEO del grupo Irlandia Avitation -matriz de aerolíneas de bajo costo como Ryanair, Viva Colombia y Viva Air Perú, entre otras-, comentó a Semana Económica que la cancelación de rutas se debió, en principio, a la infraestructura del aeropuerto. Fue el caso de Chiclayo, ciudad que no cumplió con los estándares de operación que la empresa esperaba; y ello les obligó a dejar dicha ruta.

"Ahora nuestro objetivo es llegar a los 450.000 pasajeros para mayo del 2018, cuando cumplamos un año de operaciones", comentó.

En esa línea, resaltó que la infraestructura es de suma importnacia para las operaciones de Viva Air en el país, pero la falta de mejoras en aeropuertos como el Jorge Chávez, que está saturado, no les permiten guardar su flota de aviones.

Indicó que actualmente adquirireron cinco nuevos aviones para Viva Air y, a raíz de la falta de espacio, no tienen donde guararlos.

"Estamos buscando opciones en otras ciudades. También estamos evaluando operar Tumbes desde Ecuador en un aeropuerto llamado Santa Rosa. Con éste, cubriríamos la demanda del norte del Perú. Los incentivos en Ecuador son más atractivos que en el Perú y cubren el 40% de combustible", puntualizó.