Módulos Temas Día

Más en Economía

OCDE: Brasil pierde fuerza ante caída de inversión

El crecimiento de Brasil parece listo para desilusionar a menos que los responsables de las políticas ejecuten reformas, sostiene la OCDE

Brasil

(Foto: AP)

Las perspectivas económicas de Brasil han perdido fuerza en los últimos años y el crecimiento potencial se redujo en más de la mitad en la última década en medio de una disminución de la inversión, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El potencial de crecimiento a largo plazo de la mayor economía de América Latina ha caído a solo un 1,3 por ciento anual, frente al 3,8 por ciento de 2008. En términos de ingreso per cápita, esa es la diferencia entre alcanzar a la Grecia de hoy en 40 años o empatar con Japón, dijo la OCDE en un informe publicado el miércoles.

Con una de las tasas de inversión más bajas tanto dentro de la OCDE como entre las economías de mercados emergentes, el crecimiento brasileño parece listo para desilusionar a menos que los responsables de las políticas adopten las propuestas presentadas por el grupo con sede en París. Disminuir las barreras comerciales, atacar la corrupción, estimular el emprendimiento, desarrollar los mercados financieros nacionales y mejorar la efectividad del Gobierno agregarían un promedio de 1,4 puntos porcentuales al producto interno bruto anual en los próximos 15 años, según el informe.

Aun cuando la OCDE reconoció progresos en algunas de estas áreas, instó a Brasil a seguir avanzando.

"A pesar de la agitación política de los últimos años, se han aprobado importantes reformas. Basarse en este impulso de reformas tendría importantes beneficios", señala el informe. "La productividad tendrá que convertirse en el principal motor de crecimiento, pero eso requerirá una inversión significativamente mayor y una amplia agenda de reformas microeconómicas".

El Gobierno del presidente Michel Temer tuvo éxito en que se aprobara en el Congreso un límite al gasto público y una reforma del mercado laboral, pero la reforma de pensiones -considerada esencial para frenar el deterioro de las arcas públicas de Brasil- al parecer pasaría al próximo gobierno. El modesto repunte de la economía en 2017 y un alcance limitado para la aceleración este año, ponen de manifiesto las barreras que impiden que la actividad regrese a los niveles observados durante el auge de los bienes básicos de la última década.

El fracaso del Gobierno para obtener la aprobación del Congreso a su reforma de pensiones contribuyó a una ola de rebajas de la calificación crediticia. El gasto en pensiones se encuentra entre los gastos públicos obligatorios y, sin una reforma significativa del gasto obligatorio, el Gobierno de Brasil corre el riesgo de perder el control de la dinámica de su deuda, dijo la OCDE. La entidad recomendó registrar un superávit primario en torno al 2 por ciento del PIB para estabilizar la deuda pública en el mediano plazo, un alza frente al déficit del 1,8 por ciento del 2017.

"La trayectoria de la deuda es muy sensible a la implementación de la agenda de reformas", dijo el informe. "En un escenario en el que se pueden lograr solo reducciones mínimas a las partidas obligatorias de gasto y en que el déficit primario se reduce, pero no se convierte en un superávit, la deuda en relación al PIB continuará creciendo sin límites y sin ser sostenible".

De las cinco recetas de la OCDE para impulsar el crecimiento, reducir las barreras comerciales mediante una disminución de los aranceles y las normas de contenido local corresponden a más de un tercio del aumento potencial: 8 por ciento durante los 15 años. Eliminar las protecciones comerciales aumentaría la productividad en un 40 por ciento y elevaría tanto la actividad como los ingresos fiscales para compensar con creces cualquier pérdida fiscal. También beneficiaría particularmente a los pobres de Brasil, cuyo poder adquisitivo podría aumentar hasta en un 15 por ciento.

La economía de Brasil se expandió un 1,1 por ciento el año pasado, según la OCDE y la mediana de las proyecciones de economistas encuestados por Bloomberg; el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística publicará el jueves los datos del PIB para 2017. La organización estima que el crecimiento se duplicará en 2018 a un 2,2 por ciento.

Lea más noticias de Economía...

Tags Relacionados:

Brasil

OCDE

Michel Temer

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada