Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Opinión

Capítulo paulista, por Michelle Barclay

“La referencia a que Odebrecht está sometida a un proceso de quiebra en Brasil no implica que esté solicitando su liquidación”, señaló la socio del estudio CMS Grau

Odebrecht

Odebrecht

En los últimos días, diversos medios de prensa internacionales han realizado publicaciones sobre el sometimiento de Odebrecht S.A. y varias de sus empresas afiliadas a un proceso concursal ante una corte brasileña en Sao Paulo. Así, Bloomberg, Reuters, Fox News, “The Washington Post”, entre otros, indican que este conglomerado ha solicitado acogerse a un proceso de quiebra o bancarrota. 

La noticia de que Odebrecht está en bancarrota ha generado un entendimiento equivocado respecto del tipo de concurso que sigue respecto a este grupo empresarial.

► Venta de Braskem se prolonga tras quiebra de Odebrecht en Brasil, dice UBS
Odebrecht oficializa pedido de recuperación judicial en Brasil
Odebrecht cambia de nombre y adopta las siglas OEC

El término ‘quiebra’ o ‘bancarrota’ en el Perú y en otros países latinoamericanos está comúnmente relacionado con la liquidación o fin de la existencia de una empresa. Sin embargo, en países angloparlantes como EE.UU., el término ‘bancarrota’ se utiliza de manera muy amplia para referirse a todos los procesos concursales, sea que se trate de una reestructuración o una liquidación empresarial. 

Así, el proceso de reestructuración norteamericano se encuentra regulado dentro del denominado código de quiebras. Por lo tanto, la referencia a que Odebrecht está sometida a un proceso de quiebra en Brasil no implica que esté solicitando su liquidación o extinción. Más bien, la solicitud presentada tiene una finalidad completamente distinta.

La matriz del grupo Odebrecht y varias de sus vinculadas se han sometido voluntariamente a un proceso de reestructuración judicial (o recuperación judicial). Así, la Ley 11.101/2005 publicada en Brasil en el 2005 establece que las empresas que sean económicamente viables pueden solicitar a la corte su admisión a este proceso. Durante el concurso, la actividad empresarial continúa y el deudor deberá presentar un plan de recuperación judicial; es decir, un documento similar al que en el Perú conocemos como plan de reestructuración. 

El plan de recuperación judicial, que requiere aprobación de los acreedores y homologación por la corte brasileña, puede contemplar diversos mecanismos que permitan la salida del grupo empresarial de la situación de crisis, incluyendo una reprogramación de obligaciones, venta de activos, fusiones, transferencia de acciones, entre otros.

Cualquier acreedor que tuviera algún crédito respecto de las empresas del grupo Odebrecht sometidas a concurso en Brasil podría solicitar su reconocimiento.

En este caso, la corte en Sao Paulo ya ha admitido el inicio del proceso, ha designado a un administrador judicial y Odebrecht deberá presentar un plan de recuperación judicial que contemple algunas de las estructuras antes señaladas. Asimismo, para evitar ejecuciones individuales por parte de sus acreedores, Odebrecht cuenta con un período en el cual se han suspendido las acciones de cobro y ejecuciones contra su patrimonio. 

Odebrecht S.A. y las empresas sometidas al concurso en Brasil tienen el reto de continuar las negociaciones con sus acreedores para aprobar su plan. Si no obtiene la aceptación mayoritaria, estos podrían iniciar acciones individuales contra su patrimonio o, de ser el caso, una liquidación forzosa. Con este nuevo capítulo paulista, tenemos novela brasileña para varios años más.

Tags Relacionados:

Odebrecht

Brasil


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ