Luis Miguel Sánchez

Inició la Copa América y con ella, despunta la euforia que los peruanos vivimos en torno al fútbol. Este fervor por la blanquirroja trasciende más allá de la cancha, influenciando el consumo, la cultura y la publicidad. Me confieso un apasionado hincha, pero esta vez priorizo mi mirada publicitaria para disfrutar de esta fascinante conexión que vincula al fútbol con las marcas y cómo pueden a través de este fenómeno mundial, ser más significativas en la vida de los peruanos.

La construcción de una marca significativa (‘meaningful brand’) no se trata solo de cumplir con una promesa funcional, sino de ofrecer beneficios personales que mejoren la vida de los consumidores y contribuyan al bienestar colectivo.

Bien podríamos decir que el fútbol también se sostiene en estos tres pilares. La promesa funcional es clara: ofrecer entretenimiento y emoción a través del deporte. Sin embargo, el fútbol también proporciona beneficios personales, como la alegría y la satisfacción que sienten los aficionados cuando su equipo gana. A nivel colectivo, el fútbol une a los peruanos, creando un sentido de comunidad y pertenencia incomparable.

Sin duda, estamos frente a una nueva oportunidad para las marcas, a quienes esta vez, analizamos desde la mirada ‘meaningful’. ¿Qué sucede con ellas durante un evento como la Copa América que aumenta significativamente el consumo?

Solo en el mercado de fútbol peruano, se espera al 2024 un movimiento económico de alrededor US$100 millones. Esto incluye derechos televisivos, patrocinadores y taquillas como principales fuentes de ingresos.

Las ventas de camisetas, alimentos y bebidas se disparan, y los negocios locales aprovechan la fiebre del fútbol para aumentar sus ingresos. Si bien el movimiento económico estará ligado a los resultados alcanzados por la blanquirroja en cada encuentro, el fenómeno fútbol es una real oportunidad comercial, ligada al reflejo de cómo el fútbol mejora la calidad de vida de las personas, ofreciéndoles momentos de felicidad y unidad. Las marcas que logran conectar con sus consumidores en este nivel emocional pueden generar una lealtad duradera y un impacto positivo en sus vidas.

Ya nos ha mostrado nuestro último estudio “Meaningful Brands”, que las marcas significativas no solo obtienen mejores resultados de negocio, sino que también transforman la vida cotidiana de los consumidores. Las marcas deben ofrecer condiciones que les permitan expresar sus verdaderos pensamientos y gestionar su consumo de manera efectiva. Al igual que el fútbol, que permite a los peruanos expresar su pasión y orgullo, las marcas deben facilitar esta conexión emocional.

En un país donde el fútbol, la comida y la música son elementos centrales de la cultura, las marcas tienen la oportunidad de utilizar estas plataformas para crear conexiones más profundas con sus consumidores. Si el fútbol ha demostrado el poder de unir a los peruanos, las marcas tienen el poder de inspirar, conectar y transformar.

El camino en esta nueva fiesta del fútbol recién comienza. Es momento de vivir el optimismo que nos trae y unirnos a la voz del recordado Daniel Peredo, para exclamar juntos “gloria al Perú en las alturas”. ¿Estamos todos en esta misma ruta?

Luis Miguel Sánchez CEO de Havas Perú y Bolivia.