Módulos Temas Día

Más en Opinión

"No quiero celebrar", por Andrea de la Piedra

"Las barreras desaparecerán haciéndolas visibles y promoviendo políticas y acciones para reducirlas", sugiere la cofundadora de la consultora Aequales de cara al Día de la Mujer

Mujeres

"Las mujeres que han llegado a puestos de liderazgo siguen siendo unas pocas", señala de la Piedra.

Las mujeres tenemos muchas más barreras que los hombres para desarrollarnos profesionalmente. Se habla de que las oportunidades son las mismas pero la realidad es que no es así. Las cifras lo reflejan, en 13 años el porcentaje de mujeres en puestos de liderazgo en el mundo no ha subido del 25% (Grant Thorton, 2017). 

Las mujeres que han llegado a puestos de liderazgo siguen siendo unas pocas. El cuidado de terceros (hijos, padres, abuelos) es una tarea que sigue recayendo en las mujeres, casi el triple más que en los hombres. Este rol de cuidado toma tiempo y hace que avanzar profesionalmente sea el doble de difícil para las mujeres.

Por otro lado, los estereotipos frente a roles de lo que deben o no hacer las mujeres son otra barrera, por ejemplo, asumir que las mujeres no podemos hacer actividades operativas, liderar en directorios o ser buenas en tecnología.

Pero la peor barrera es la cultura machista en la que vivimos. Esta cultura que hace que las mujeres suframos acoso, seamos menos escuchadas en reuniones y también más criticadas por cosas que incluso no tienen que ver con nuestro desempeño profesional.

Todavía no estamos ahí. No somos pares aunque queramos serlo. Hacer oídos sordos de un problema tan evidente como las brechas de género puede ser peligroso.

Esto implica una doble oportunidad para las empresas, estados, líderes de opinión y familias para tomar acción. Las barreras desaparecerán haciéndolas visibles y promoviendo políticas y acciones para reducirlas.

Promoviendo desde el estado licencias de paternidad cada vez más extendidas, desde las empresas políticas de igualdad y acciones frente al acoso y desde los hogares fomentando una educación sin sesgos de género.

¿El 8 de marzo es un día para celebrar? No. Es un día para apuntar a más, a una verdadera igualdad, a reducir las barreras y a demostrarnos que si tomamos acción podemos ser pares.

Lea más noticias de Economía en... 

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018
Ir a portada