Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Opinión

A tomar cartas en el asunto, por Donita Rodríguez

“Urge que el Gobierno tome medidas concretas para restablecer la confianza para invertir del sector privado”, señala Rodríguez, jefa de Análisis Macroeconómico de Apoyo Consultoría

Economía peruana

Economía peruana

En los cuatro primeros meses del año la economía peruana creció apenas 1,7%, un resultado débil que refleja, en gran parte, una menor oferta de recursos primarios (principalmente, de productos mineros y anchoveta). No obstante, esta “sensación” de bajo crecimiento no es nueva entre los peruanos. 

De hecho, este síntoma de lento dinamismo ya lo venimos experimentando durante los últimos cinco años. En este período, el crecimiento promedio de la economía ha sido de 3%. Incluso, el crecimiento del PBI no primario, un indicador muy relacionado con la demanda interna y que no incluye el impacto de la oferta de recursos naturales, ha crecido a una tasa similar. Esta cifra es baja si se compara con la tasa promedio de 8% observada entre los años 2005 y 2012.  

FED ve más razones para recortar las tasas de interés este año
Minagri: Ejecutivo aprueba proyecto para crear dos viceministerios
Libra, la moneda virtual de Facebook, enfrenta obstáculos financieros

Este lento avance de la economía está vinculado con el desempeño de la inversión privada, cuya recuperación aún no se ha consolidado. Luego de caer durante los años 2013 y 2016, la inversión privada se estancó en el 2017 y solo recién en el 2018 logró crecer (4,4%). Sin embargo, el único motor que ha impulsado esta recuperación ha sido la inversión minera.  

No obstante, la inversión no minera –que es cerca del 70% de la inversión total– se ha estancado en niveles cercanos a los de hace cinco años y en el periodo enero-abril no ha despegado. Ello, debido en gran parte a la inestabilidad política, la lentitud en el otorgamiento de permisos por parte del Ejecutivo y el aumento en la conflictividad social, según el sondeo de mayo realizado a los clientes del Servicio de Asesoría Empresarial de Apoyo Consultoría. Lo que genera una mayor preocupación es que en junio la confianza para invertir de nuestros clientes cayó drásticamente y alcanzó su nivel más bajo en casi cuatro años.

En este contexto, urge que el Gobierno tome medidas concretas para restablecer la confianza del sector privado. La evidencia de los últimos años muestra que los anuncios de medidas por sí mismos no son suficientes para generar optimismo entre los empresarios ni para gatillar decisiones de inversión de largo aliento. Ello, sobre todo en un contexto de nuevas autoridades locales y regionales y de recientes cambios en carteras ministeriales, que tiende a ralentizar la ejecución de la obra pública.

Además, la alta conflictividad (política y social) y la falta de agilidad en la gestión pública están generando lentitud en el destrabe de proyectos claves (mineros, de infraestructura, de energía, entre otros) y que a la fecha están virtualmente paralizados. Si esto se mantiene en la segunda mitad del año, el crecimiento de la economía podría estar en riesgo. 

Si bien este año la economía peruana crecerá a una tasa similar a la de sus pares regionales como Chile y Colombia (cerca de 3%), este ritmo es insuficiente para generar un aumento sustancial de los ingresos de la población. Creciendo a este ritmo, el Perú recién alcanzaría en 25 años el ingreso per cápita actual de Turquía, economía emergente que ocupa uno de los últimos puestos en el ranking de la OECD.

Por ello, urge que tanto el Ejecutivo como el Congreso tomen cartas en el asunto para mejorar el clima para invertir en el país. Ello requiere de un consenso mínimo para impulsar reformas que aún siguen pendientes.

Tags Relacionados:

economía peruana


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada