Estudiar un posgrado es una inversión para potenciar la empleabilidad de un profesional. ESAN ha sido nombrada la mejor escuela de posgrado del país.
Estudiar un posgrado es una inversión para potenciar la empleabilidad de un profesional. ESAN ha sido nombrada la mejor escuela de posgrado del país.
Inés Temple

En los últimos 5 años, el 76% de los más de 3.000 ejecutivos que hemos ayudado a recolocarse lo hizo en un sector diferente del que vino. Esa cifra siempre me sorprende. ¿Por qué tantos cambian de sector? ¿Por qué se animan o arriesgan a tomar posiciones en sectores nuevos para ellos? ¿Qué los hace atractivos a las organizaciones a pesar de no venir de sus sectores?  

Solicité a 30 de nuestros consultores data para analizar las respuestas. Ellos trabajan cerca de los ejecutivos que viven su transición de carrera y los apoyan a enfrentar el mercado laboral, a prepararse para los procesos y a tomar decisiones que hagan sentido para sus planes de carrera a mediano y largo plazo. Esto pudimos concluir:  

Cultura de empleabilidad: ¿Vale la pena?, por Inés Temple
La buena presencia, por Inés Temple
¿Cuál será tu legado y tu propósito?, por Inés Temple

1.- Mejores oportunidades en otro sector. Mirar fuera de sus sectores de origen permite a los ejecutivos descubrir otros mercados y organizaciones que les ofrecen más posibilidades de empleo o mejores perspectivas. Algunos sectores hoy resultan más atractivos por temas de salario, valores, propósito o visión de futuro. 

2.- Quieren un cambio en sus vidas. Muchos se cansaron, incluso se saturaron, de su sector o actividad. El haber salido de su zona de confort los lleva a enfrentar la realidad con mayor valentía, pierden el miedo a lo desconocido y se atreven a cambiar. Se dan un tiempo para explorar el cambio que quisieran. Reconocen nuevas motivaciones y necesidades. Muchos aprenden la importancia de ser más leales a sus propios sueños y ambiciones.  

3.- Buscan nuevos retos y quieren aprender cosas nuevas y distintas. Quieren desarrollarse, crecer más y enriquecerse con otras experiencias y realidades. Comprenden que su historial laboral valora cambios asertivos que amplían la potencia de su perfil. Quieren desarrollar nuevas habilidades, ganar experiencias y explorar otras áreas que les interesan. Muchos buscan sentido o un propósito que los motive más. 

4.- Descubren qué habilidades y competencias técnicas y blandas son transferibles y las ponen en valor. Muchos validan que tienen posiciones transversales que funcionan independientemente del sector. Reconocen su experiencia transversal en varios sectores y la ofrecen a otros espacios donde se aprecian incluso más esas competencias.  

5.- Investigan el mercado laboral a profundidad. Descubren sectores o empresas que no conocían y que les resultaron atractivos o interesantes. Su red de confianza les hace referencia a lugares y sectores que no habían mirado antes. Definen con claridad su oferta laboral y sus objetivos de carrera a mediano y largo plazo. Comparan sectores y buenas prácticas.  

6.- Ofrecen nuevas perspectivas y diversidad de criterios. Aportan nuevas ideas y experiencias que agregan mucho valor a sectores diferentes. Su mirada novedosa y su voluntad de hablar de ideas y de futuro –no solo de su experiencia o de lo que antes hicieron– los hacen mucho más atractivos a las empresas en sectores diferentes. Tienen nuevos paradigmas. 

Y usted, de ser el caso, ¿se animaría a cambiar de sector? ¿Está listo para hacerlo?

TAGS RELACIONADOS