Las Elecciones Generales 2021 se realizarán el domingo 11 de abril. (Foto: ONPE)
Las Elecciones Generales 2021 se realizarán el domingo 11 de abril. (Foto: ONPE)
José Larrabure

Gerente de la División de Inversiones de AFP Prima

jose.larrabure@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Durante las últimas semanas hemos sido testigos de movimientos importantes a nivel de los principales activos financieros locales como son los soberanos, el mercado de y el . Seguramente la cercanía de las próximas en el Perú puede haber sido la causa de muchos de estos movimientos, sin embargo, creo que se han dado también condiciones particulares en el frente internacional que han tenido impacto significativo en el comportamiento reciente de estos tres activos.

MIRA: Emprendimientos en redes sociales: Lo que debes hacer para tener éxito en medio de la pandemia

Respecto al tipo de cambio, el sol ha continuado su tendencia devaluatoria que arrastra desde el año pasado, alcanzando recientemente un nivel récord de 3,70 por dólar. Si bien el ruido electoral puede estar generando un incremento en la demanda por dólares por parte de personas, empresas locales, e inversionistas internacionales que están expuestos a la divisa peruana; la moneda estadounidense ha mostrado una fortaleza a nivel global en las últimas semanas, tanto frente a monedas duras, como el euro, como con monedas de mercados emergentes.

Esta tendencia, que puede ser temporal, se debe a que han mejorado las expectativas de crecimiento en Estados Unidos, a raíz de un mayor estímulo fiscal; así como una aceleración en el proceso de vacunación contra el COVID-19.

Por el lado de los bonos soberanos, las tasas a lo largo de la curva se han incrementado entre 0,7% y 0,8%, un movimiento bastante importante en un plazo corto de tiempo. Aunque hay cierto temor por parte de los inversionistas extranjeros con respecto al resultado de las próximas elecciones y esto se ve reflejado en el incremento del riesgo país, el principal factor que ha generado este desplazamiento hacia arriba y empinamiento de la pendiente de la curva es el alza significativa en las tasas de los bonos del Tesoro norteamericano, principal curva de referencia para las tasas en el mundo.

En pocas semanas, las tasas del tesoro de 10 años de los EE.UU. pasó de 0,9% a 1,6%, impactando los niveles de tasas en todo el mundo. Este incremento en las tasas se debe principalmente a mayores expectativas de inflación por parte del mercado, a raíz de una recuperación económica más fuerte de lo esperada hace unos meses.

En contraposición a los bonos y al tipo de cambio, la Bolsa de Valores de Lima ha sido uno de los mercados de acciones que más ha subido en el mundo en lo que va del año. ¿Cómo se explica que en un contexto de aumento en el riesgo país podamos ver un incremento en el valor de las acciones locales? Sin duda son varios los factores, pero el principal ha sido el incremento significativo de los precios de metales como el cobre, plata y estaño, motivado por la rápida recuperación de la economía China y algunos problemas puntuales que afectaron la oferta del estaño en el mundo. A este factor externo debemos añadirle también que hay un mayor apetito de parte de inversionistas locales por algunas acciones se encuentran cotizando por debajo de su valor fundamental, y a la entrada de liquidez al mercado a raíz de la Oferta Pública de Acciones (OPA) de Luz del Sur.

Si bien el periodo preelectoral peruano suele traer consigo mayor volatilidad para los activos locales, como el aumento de la tasa de los bonos soberanos, un aumento del tipo de cambio, hasta el momento son otros factores, sobre todo de índole internacional, los que han generado estos movimientos importantes en las últimas semanas.

En las próximas semanas podremos seguir viendo volatilidad en estos activos, a medida que el mercado vaya interpretando la evolución del riesgo político. Estas coyunturas traen consigo incertidumbre, pero a su vez buenas oportunidades de entrada en activos con buenos fundamentos. Por ello, es importante analizar cuánto del riesgo ya se ha incorporado en los precios.

SUSCRÍBETE AQUÍ A NUESTRO NEWSLETTER