El dólar cerró a S/.3,178 tras venta de US$10 mlls. del BCR
El dólar cerró a S/.3,178 tras venta de US$10 mlls. del BCR
Redacción EC

Una gran cantidad de empresas en el Perú, especialmente aquellas fuertemente endeudadas en , han obtenido durante 2015 pérdidas significativas por diferencia con la consiguiente reducción de sus utilidades.

Considerando que la coyuntura del nuevo año apuntaría a un escenario similar, resulta pertinente evaluar una serie de alternativas disponibles relativas al tratamiento contable con miras a reducir el fuerte impacto del alza del dólar y de qué manera sumarísima. Detallamos, a continuación: 

El primer tema se encuentra relacionado con la designación de la moneda funcional (MF), aquella correspondiente al ambiente económico principal donde una empresa genera y gasta dinero. Los resultados de una entidad deben ser determinados en su MF y si ésta fuera el dólar, entonces no aparecerían pérdidas por diferencia de cambio originadas por endeudamiento en la moneda estadounidense.

Las empresas dedicadas a la exportación y en menor medida aquellas que utilizan el dólar para realizar la mayor parte de sus transacciones (facturación a clientes, endeudamiento con bancos y proveedores) podrían designar (si aún no lo han hecho) al dólar como su MF. Dicha designación puede originarse por un cambio en las circunstancias del negocio o como consecuencia de haberse identificado un error en la designación de su MF en el pasado. 

Un segundo punto consiste en evaluar los conceptos reconocidos como pérdidas por diferencia de cambio. En ciertas circunstancias mencionadas en la NIC 23, pérdidas de cambio que correspondan a ajustes en las tasas de interés deben capitalizarse como parte del costo de activos en construcción y no afectar resultados. También podrían identificarse partidas erróneamente ajustadas por diferencia de cambio como los anticipos recibidos de clientes a ser liquidados en bienes o servicios así como cuentas de control contable indebidamente mostradas en los estados financieros (como intereses e IGV por devengar)

Como último tema se encuentra la posibilidad de efectuar contabilidad de coberturas, mediante la contratación de derivados como opciones, futuros, forwards o swaps, que permitirían reducir el impacto de las pérdidas por diferencia de cambio, sea porque registran su efecto primero en patrimonio y luego lo van reciclando a resultados o porque permiten contabilizar partidas por compromisos en firme que mitigan parcialmente las pérdidas por devaluación.

Una alternativa poco explorada por las empresas peruanas consiste también en la posibilidad de hacer contabilidad de coberturas con instrumentos no derivados como deuda a largo plazo en moneda extranjera, llevando sus efectos cambiarios inicialmente a patrimonio. 

En resumen, una buena parte de empresas peruanas podría afrontar los impactos del alza del tipo de cambio revisando sus políticas contables. Debe tenerse en cuenta que las propuestas expuestas en los párrafos precedentes son temas complejos, cuyas implicancias resulta imposible de resumir en estas líneas y exceden la esfera contable pues usualmente implican aspectos de otra índoles, especialmente tributarios, los cuales recomendamos evaluar integralmente con especialistas como paso previo a cualquier toma de decisiones. 

TAGS RELACIONADOS