"A nivel local, podremos ver una continuación de la recuperación observada por la Bolsa de Valores de Lima (BVL) en los últimos meses del año pasado", precisa el gerente. (Foto: iStock)
"A nivel local, podremos ver una continuación de la recuperación observada por la Bolsa de Valores de Lima (BVL) en los últimos meses del año pasado", precisa el gerente. (Foto: iStock)
Jose Larrabure

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El 2020 fue un año muy complicado para todos, incluyendo los inversionistas. A pesar de los resultados positivos de los mercados de acciones y deuda al cierre del año, fue un periodo marcado por gran volatilidad. Los banqueros centrales fueron, en mi opinión, quienes salvaron al mundo de una nueva gran recesión reaccionando rápidamente con medidas de estímulo nunca vistas y demostrando haber aprendido de los errores cometidos durante la crisis financiera de hace una década. Las noticias sobre los resultados favorables de las pruebas de las vacunas hacia fin de año dieron también un gran , favoreciendo a la recuperación los sectores y mercados más golpeados por la crisis económica.

MIRA: Economía peruana cayó 2,81% en noviembre, la menor contracción desde el inicio de la pandemia

Tras la recuperación, los precios de muchos activos financieros se encuentran cotizando en máximos históricos, lo que nos deja un panorama más retador en cuanto a expectativas de retorno en los siguientes años. Sin embargo, considero que las condiciones son muy favorables para los mercados en el corto plazo.

Para este 2021, es altamente probable que los dos motores que impulsaron la recuperación de los mercados se mantengan prendidos. Por un lado, las tasas de interés, si bien han repuntado recientemente, muy probablemente se mantendrán bajas. Esto generaría un gran incentivo para la búsqueda de retorno en activos de riesgo, como acciones o bonos de grado especulativo, y mercados emergentes. Con esos niveles de tasas, mantener depósitos por periodos largos acarrea un costo de oportunidad muy grande. Por otro lado, gobiernos como el de Estados Unidos y China mantendrán una política de estímulo fiscal bastante agresiva, ya sea a través de un mayor gasto en infraestructura como en programas de apoyo para ciudadanos desempleados, lo cual ayudará para generar empleo y sostener el consumo.

MIRA: Más de un millón de personas se quedaron sin empleo en Lima Metropolitana este 2020, reporta INEI

La masificación de la vacunación conta el covid-19 a nivel mundial ayudará a sostener la recuperación económica tan necesaria para que los resultados de las empresas acompañen la subida que han tenido sus acciones, ante las mejores expectativas de los inversionistas. Recordemos que los mercados se adelantan a la economía y a los resultados de las empresas, por ende, los precios actuales reflejan una expectativa de recuperación, que de no concretarse, terminaría por generar una caída en los precios de los activos.

En este contexto, las regiones, sectores y activos más afectados por la crisis del Coronavirus podrían continuar su recuperación y destacar en el 2021. Regiones como América Latina podrían ver en sus mercados de acciones y monedas una gran recuperación en los siguientes meses. Las bolsas de la región están dominadas por sectores cíclicos como el financiero, minería y energía que todavía se encuentran rezagados en comparación con sectores más defensivos y regiones más concentradas en empresas tecnológicas o de consumo.

A nivel local, podremos ver una continuación de la recuperación observada por la Bolsa de Valores de Lima (BVL) en los últimos meses del año pasado. Asimismo, el Sol fue una de las monedas que más se depreció contra el Dólar el año pasado. Esta tendencia debería cambiar en el 2021 como consecuencia de un mayor ingreso de dólares por concepto de exportaciones mineras, así como por la entrada de divisas por parte de inversionistas globales en búsqueda de retorno en mercados emergentes, principalmente en bonos soberanos. A pesar de esa perspectiva positiva, los activos locales también podrían verse afectados por factores locales como el proceso electoral y finalmente la llegada de las vacunas al país.