Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Opinión

Si hay poca chamba, no la trabes, por Alejandro Falla

En zonas con problemas de pobreza y competitividad, además de mejorar la inversión pública en la gente, se requiere promover la actividad económica y las inversiones

Cajamarca

Tomando en cuenta los  indicadores de pobreza y competitividad de Cajamarca, la eliminación de barreras que limitan la actividad económica y el empleo debería ser uno de los temas en la agenda de las autoridades, asegura Falla.

Archivo El Comercio

Cajamarca es uno de los lugares donde se registran mayores niveles de pobreza en el Perú. De acuerdo con el INEI, entre un 44% y un 51% de la población se halla en un estado de pobreza monetaria, mientras que entre un 17% y un 23% está en pobreza extrema.

Cajamarca es la región menos competitiva del país, según el Índice de Competitividad Regional del Instituto Peruano de Economía. Ocupa la posición 22 de un total de 24 en el indicador de Entorno Económico y 24 en el indicador de Instituciones. ¿Y cómo anda Cajamarca en materia de eliminación de barreras burocráticas? Tomando en cuenta sus indicadores de pobreza y competitividad, la eliminación de barreras que limitan la actividad económica y el empleo debería ser uno de los temas en la agenda de las autoridades. Llama la atención que no aparezca mencionada ninguna autoridad de Cajamarca en el ránking publicado recientemente por Indecopi de entidades que voluntariamente han eliminado barreras burocráticas durante el 2016. ¿Será porque todo anda bien y no hay nada de qué preocuparse? No parece ser el caso. De hecho, en el otro ránking también publicado por Indecopi –de entidades que han impuesto mayor cantidad de barreas burocráticas sancionadas durante el 2016– aparecen listadas municipalidades distritales (Baños del Inca) y provinciales (San Miguel, Contumazá, Cajabamba) de Cajamarca.

Miremos lo que pasa en cuanto a la regulación municipal del comercio ambulatorio. Resulta que para ejercer el comercio ambulatorio en la ciudad de Cajamarca hay que obtener una autorización escrita de vigencia anual. Léase, hay que hacer el trámite de renovación todos los años, previo pago de un derecho en caja. Si se requiere una autorización para vender emolientes o anticuchos, debe presentarse una copia del carnet de sanidad, requisito que ha sido declarado de manera reiterada una barrera burocrática por Indecopi. La inocuidad de los alimentos comercializados día a día no se garantiza con un carnet que se tramita una vez por año.

Pero la cosa no queda allí. Si uno quiere dedicarse a vender pan, debe usar mandil y gorro de color claro. Si quiere vender helados, además de uniforme de color claro, debe contar con un triciclo de fibra de vidrio o similar. Estas exigencias no parecen razonables. Y claro, los horarios también están regulados. Solo se puede vender jugos entre las 4:00 a.m. y las 11:00 a.m., y salchipapas entre las 6:30 p.m. y las 10:30 p.m. No importa si hay demanda por esos servicios y oportunidad de negocio fuera de los horarios establecidos. ¿Y qué pasa si no se cumplen estas exigencias? Se aplica una multa y el decomiso de la mercadería.

En zonas con problemas de pobreza y competitividad, además de mejorar la inversión pública en la gente, se requiere promover la actividad económica y las inversiones. Eliminar trabas burocráticas debería ser una prioridad de las autoridades en zonas con problemas de pobreza y baja competitividad. Lo peor que se puede hacer es generarle trabas burocráticas a la poca chamba que existe. Veremos qué pasa en el próximo ránking de Indecopi. 

Lea más noticias de Economía en...

Tags Relacionados:

Cajamarca

Competitividad

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada