Influenciar, un pendiente de los ejecutivos, según Deloitte
Influenciar, un pendiente de los ejecutivos, según Deloitte
Redacción EC

Por Fernando Guinea, socio de Amrop Perú

El mercado global de empleo está cambiando aceleradamente. A las nuevas formas de reclutar talento se están sucediendo también nuevas formas de atraerlo. Si bien antes estas actividades parecían ir cada una por su lado, hoy los y los líderes de recursos humanos deben considerarlas simultáneamente e interdependientes entre sí. 

Un artículo del portal especializado en reclutamiento de talento Gild.com, titulado sugerentemente “Por qué tu CEO está aterrorizado con la adquisición de talento”, explica que no es que a los más altos directivos de las organizaciones no les importan estas tareas, sino que los retos son tales que no saben por dónde empezar. En ese sentido, el artículo recoge las tendencias que afectan ambas tareas y que cada organización moderna debe incorporar con urgencia para atraer a los líderes y ejecutivos que necesita. 

La primera de ellas es la tecnología. Según la 17ª Encuesta Global Anual de CEO de PricewaterhouseCoopers (PwC), cuatro de cada cinco ejecutivos consultados saben que los avances tecnológicos están afectando todas las áreas de su empresa y que tienen un impacto profundo en la administración de sus recursos humanos.

Este incesante cambio tecnológico origina que las habilidades requeridas por las empresas en sus trabajadores cambien a la misma velocidad, por lo que los reclutadores de talento tienen que apuntar a una suerte de “blanco móvil”. 

La segunda tendencia tiene que ver con la demografía. Según la encuesta de PwC, dos de cada cinco CEO refieren que el veloz proceso de urbanización alrededor del mundo y la redistribución de la fuerza laboral a nivel global es uno de sus mayores retos a la hora de reclutar talento. Hoy, un trabajador talentoso puede aparecer en casi cualquier parte del mundo, pero ciudades cada vez más pobladas con mercados de vivienda al alza complican reclutarlos. 

Sin embargo, hay una tercera tendencia relacionada con la manera de trabajar y que tiene dos aristas. Por un lado, hay una nueva fuerza laboral remota que está emergiendo. Ellos quieren mantener sus empleos, pero también están atentos a todas las oportunidades que se presenten en cualquier lugar del mundo.

De otro lado, los espacios laborales están cambiando. Basta ver las oficinas de las empresas de tecnología, como Google o Facebook, para percatarse de esto. Hoy ya no se habla de lugares de trabajo, sino de espacios colaborativos y poblados por multitudes. Espacios que permiten interactuar inmediatamente con trabajadores de otras áreas e incluso de otras empresas para encontrar soluciones a problemas y nutrirse de otros puntos de vista. En resumen, espacios creados para pasar más tiempo fuera del escritorio y compartir visiones, información y conocimientos a todo nivel.
Los CEO que aprovechen estas tendencias estarán siempre un paso adelante.

TAGS RELACIONADOS