La ubicación es un factor clave para la decisión. (Foto: USI)
La ubicación es un factor clave para la decisión. (Foto: USI)
Redacción EC

La compra del primer es una de las adquisiciones más importantes que realiza una persona durante su vida, tanto a nivel económico como emocional. Por esto, es muy importante realizar una evaluación detallada antes de tomar una decisión.

Antonio Espinosa, gerente general de Inmobiliaria Desarrolladora, explica que debe analizarse la oferta de los distritos donde se desea vivir y los atributos de sus proyectos.

“Se puede elaborar un cuadro comparativo de lo que ofrece cada tomando en cuenta factores como la reputación y experiencia en el mercado de la inmobiliaria que lo promueve, beneficios que propone el banco que lo financia, distribución arquitectónica de los departamentos, si cuenta o no con áreas comunes, vistas exteriores y calidad en los acabados”, detalló.

También hay aspectos relacionados con el entorno que deben tomarse en cuenta como la cercanía a avenidas céntricas, el lugar de trabajo, centros comerciales y de salud, paraderos de transporte público y parques.

Estos factores permiten que el propietario viva con comodidad pero también hacen que el departamento sea atractivo para vender o alquilar en el futuro.

El tamaño y distribución del departamento dependerán de las necesidades de cada persona o del tamaño de la familia que lo ocupará.

Un nuevo hogar sin hijos o una persona soltera, podría optar por un departamento de menos de 50 m². En cambio, se recomienda que una familia con hijos viva en un espacio mayor a 90 m², con áreas comunes y cerca de parques.

Finalmente, el especialista hizo hincapié en no olvidar que la compra debe realizarse con una adecuada asesoría legal para evitar irregularidades y prevenir estafas.