¿Sabes cómo deberías reaccionar si te despiden de tu trabajo?
¿Sabes cómo deberías reaccionar si te despiden de tu trabajo?
Redacción EC

Aunque un profesional después que es de la organización donde labora puede experimentar diversos estados emocionales como frustración, molestia o miedo, también es cierto que dicha reacción dependerá de la causa del despido o del tipo de relación que mantenía con su empleador.

Pero, debe saber que esa misma situación –bastante frecuente en el mercado peruano–  puede convertirse en una gran lección para el futuro laboral del protagonista. En ese sentido, , presidente de , sugiere que lo primero que debe hacer un profesional es demostrar una amplia capacidad de autoanálisis y deseo de mejorar su desempeño profesional, sin culpar a los demás por su situación.

Para ello, resultará preciso que conozca cuáles han sido las verdaderas razones de su desvinculación. Y, para saberlo, la persona debe realzar una breve encuesta de 360º entre sus jefes, pares y colaboradores, a quienes deberá preguntarles ¿qué hizo bien?, ¿qué debió hacer y no hizo? y ¿qué debió dejar de hacer?

Los resultados de esa encuesta le permitirán identificar qué debe mejorar para evitar o disminuir las posibilidades de que le ocurra lo mismo en el futuro. Así, en adelante podrá tener en cuenta cuáles fueron sus debilidades, qué competencias debe desarrollar, cómo han sido las relaciones interpersonales con sus colegas y jefes, cuál fue su nivel de engagement con la organización, cuáles fueron sus aciertos y si posee el conocimiento necesario y actualizado para desarrollar sus funciones.

Con ese background, Cubas recomienda a quienes han sido desvinculados y se encuentran en la búsqueda de empleo, utilizar esa información en los procesos de selección de entrevistas.

Debemos ser muy honestos en explicar los motivos de nuestra salida. Si ésta se debió a una reestructuración de la empresa, así lo diremos. Si nos preguntan por qué salimos nosotros y no otros colaboradores, podemos contestar que aquellos profesionales que quedaron encajaban mejor con el perfil que necesitaba la empresa. Si salimos por diferencias con nuestro jefe, explicaremos que salimos debido a diferencias con nuestro jefe en la estrategia del área o departamento. Pero, sobre todo, nunca culpemos a nuestro jefe o a la empresa por nuestra salida”, afirma.