Marcela Mendoza Riofrío

¿Eres una mamá moderna que además de trabajar hace deporte y contabiliza calorías? ¿Eres un ejecutivo fanático del bienestar físico? ¿No juegas fútbol ni corres, pero al menos haces caminatas y evitas el sobrepeso? Si estas dentro de esta lista seguramente has oído hablar - o tienes - un reloj con GPS incorporado Garmin que te permite ver el trayecto recorrido, contar las calorías quemadas y medir tu velocidad.

Si pudieras, seguramente, tendrías el equipo cardio de la bicicleta del gimnasio en la pulsera. Y, que duda cabe, cuando oíste hablar de los smartwatch les diste una chequeadita para verificar si podían o no suplir a tu herramienta de batalla. Pues bien, la verdad es que todas estas necesidades las puedes satisfacer en un smartphone, siempre que elijas el modelo adecuado. 

Sigue a Portafolio también en Facebook

El tema del fitness y el cuidado de la salud no es algo poco relevante en la industria de la telefonía móvil. Lo saben bien los fabricantes y por eso cada vez más lo van incorporando en sus diseños. Es tendencia. Para comprobarlo basta con revisar las cifras que arrojó un estudio que realizó la empresa Citrix este verano. Según revelaron, el 78% de usuarios utiliza alguna aplicación de salud en su móvil, versus 39% registrados en el 2013. Si nos fijamos en las aplicaciones fitness propiamente, el informe muestra que son más usadas de 5 p.m. a 7 pm., luego de la jornada laboral. Pero si miramos solo el subsegmento de aplicaciones móviles de salud diseñadas especialmente para mujeres vemos que el horario preferido es de 8 a.m. a 11 a.m. y que ha bajado su demanda: solo por el 14% de las mujeres las tienen instaladas, casi tres veces menos que el 2013.

Podría pensarse, de manera simplista, que basta con buscar en la tienda de aplicaciones del smartphone las Apps más populares para el cuidado de la salud. Pero no es así. No señor. Existen muy buenas apps fitness, casi tan buenas que igualan a un reloj de pulsera especializado en la materia, pero ellas por si solas no hacen la magia.

Es indispensable además tener un buen hardware que le pueda sacar provecho. Para empezar el smartphone debe tener un GPS de buena calidad, un procesador potente (de cuatro núcleos para arriba), pantalla medianamente grande (para hacer más cómoda la interacción y la visualización de las estadísticas) y sensores apropiados.

Hoy en día los smartphone de gama media alta y premium son más costosos no solo porque tienen un diseño elaborado y responden a una marca de prestigio, sino porque compiten entre ellos en términos de calidad. Estos equipos no solo incorporan varios procesadores para distintas funciones sino que traen sensores finos que permiten captar los movimientos al detalle y nos posibilitan tener un registro más exacto de la actividad desplegada. Algunos incluso vienen sincronizados - o listos para - armonizarse con los relojes de pulsera, lo cual hace posible que la medición de movimientos y pulsaciones sea más exacta.

¿Cómo puedo saber si el equipo que me están ofreciendo en una apetitosa oferta me servirá para medir mis actividades deportivas? Bueno, la respuesta es obvia: preguntándolo directamente al vendedor. En el mercado existen marcas, como Motorola,  que están desde hace años ligadas al sector deportivo porque tenían equipos diseñados especialmente para estos usuarios, pero no son las únicas.

Hay otros fabricantes, como Samsung, que ya traen instaladas en algunos de sus modelos toda una línea de aplicaciones propias (desarrolladas para su marca) que pueden ser de utilidad. Y hay otros fabricantes, como Apple, que también tiene terminales apropiados para estos propósitos. Pero aquí no se trata solo de elegir una marca, hay que mirar el modelo en particular, googlearlo si es necesario, y preguntar específicamente si son aptos para este tipo de funciones. Eso sí, como bien sabemos que los vendedores, con tal de vender, pueden decirte sí funciona, aquí prima la astucia: pidamos al vendedor que instale la app y probemos de caminar y mirar si registra los movimientos en forma adecuada. No vaya ser que, el entusiasmo nos juegue en falso y terminemos comprando algo que sea muy bueno para otras funciones, pero no para el fitness.

LAS APLICACIONES MÓVILES FITNESS MÁS POPULARES
Según Citrix, las aplicaciones móviles fitness más populares son MyFitnessPal, RunKeeper, Runtastic, MapMyRun, Lose It!, JEFIT Workout, Nike y Workout Train.
 
 
En tanto, las apps más usadas por el público femenino son Period Plus, My Pregnancy, Period Diary, Pregnancy, Period Pal, BabyBump, I’m Expecting y 
Period Calendar.

La aplicación móvil favorita de los usuarios fitness. (Foto: Captura de pantalla)