Alemania detecta robo de 16 millones de identidades de Internet
Alemania detecta robo de 16 millones de identidades de Internet
Redacción EC

La vitrina que suponen las también juega un rol importante al momento de buscar . Según un sondeo del portal especializado en empleo CareerBuilder, el 39% de las empresas revisaron los perfiles en redes sociales de los postulantes a un puesto de trabajo en su compañía durante el 2013.

Además, la encuesta reveló que el 43% de los empleadores encontró información en las redes sociales -fotografías o publicaciones indebidas, por ejemplo- que los llevó a rechazar a un candidato, en tanto un 19% de organizaciones halló información que elevó su percepción del postulante, según indicó el portal "".

Sin embargo ¿Es necesario analizar este espacio propio de los futuros miembros de una empresa? Ante esta pregunta, dos especialistas manifestaron al medio americano los pro y los contra de seguir de cerca la vida social de los "futuros" trabajadores. 

En palabras de Nancy Flynn, fundadora y directora ejecutiva del ePolicy Institute, firma de capacitación y consultoría, estar pendientes de los trabajadores ayuda a los empleadores a protegerse.  

"Es importante que las empresas no utilicen las redes sociales para discriminar en cuanto a edad, etnia o religión. Pero cuando revisan las redes sociales de posibles contrataciones, normalmente están buscando evidencia legítima para retirar o reconsiderar una oferta de trabajo, como referencias a drogas u otras actividades ilegales, comentarios discriminatorios o acosadores, o señales de que el postulante ha mentido sobre su historial laboral y sus destrezas", señaló al medio.

En cambio, para Lewis Maltby, presidente del National Workrights Institute, no es necesario que las empresas analicen al detalle lo que sus trabajadores hagan en las redes para protegerse.

"Negarse a contratar personas por su conducta privada no vinculada al trabajo no solo es injusto, sino que perjudica al empleador. En una economía competitiva, las compañías necesitan contratar a los candidatos más cualificados. Cuando los profesionales de recursos humanos rechazan a los mejores candidatos porque critican su vida privada, la empresa también pierde", explicó.

Pese a ello, Maltby sostuvo que sí hay instancias en las que la actividad en Internet del solicitante tiene una relevancia legítima para el empleador, como por ejemplo, la . Empero, recalcó que para casos específicos se deben contratar a empresas especializadas en esta investigación.